El piloto cántabro Surhayen Pernia cambiará de montura para la próxima cita del CERA para ponerse al volante del Skoda Fabia R5 de ARVidal.captura-de-pantalla-2016-03-19-a-las-13-57-12-copia

El éxito conseguido por Iván Ares y ARVidal en el pasado Rally Princesa de Asturias ha sido innegable, hasta tal punto que otro piloto quiere seguir su estela ganadora en la próxima parada del Campeonato de España de Rallyes de Asfalto, el Rallye Villa de Llanes. De modo que Surhayen Penía y Carlos del Barrio se subirán al Skoda Fabia R5 para luchar por la victoria en la segunda cita asturiana.

La actualización día a día de la lista de inscritos para el Villa de Llanes no ha dejado de dar sorpresas. Desde la confirmación del regreso de Miguel Ángel Fuster junto a RMC y Auto-Laca hasta la vuelta a la competición de Joan Vinyes con un Suzuki Swift, pero sin duda el golpe de efecto ha llegado hace apenas unas horas cuando el inscrito número 109 se incorporaba a la lista del rallye. Hace unas semanas los rumores apuntaban a que la dupla cántabra volvería a subirse a un Ford Fiesta R5, incluso se habló de que sería la unidad de KRS utilizada por Javier Polidura, pero finalmente Pernía ha optado por probar el R5 del momento y tras llegar a un acuerdo con ARVidal, el que no se descarta que la empresa Construgel haya tenido bastante peso, tomará el relevo de Iván Ares con el Skoda Fabia R5.

De esta forma, la segunda cita asturiana se plantea como un rallye muy interesante y que nada desmerece frente a su gran vecino como es el Princesa de Asturias. Sergio Vallejo, que ya demostró la pasada semana que el Citroën DS3 puede luchar por la victoria; Manuel Mora como gran héroe local y con el periodo de adaptación cumplido; el regreso de Fuster con el Fiesta R5 y la llegada de Pernía con el Skoda. Si a todo esto le sumamos el potencial de los Mitsubishi Evo X de Cristian García y Alberto Monarri, el Villa de Llanes se convierte en una cita obligada para los seguidores del CERA.