En Llanes se consagró el título para la dupla aragonesa formada por Cristian García y Rebeca Liso, la pareja que sustituye a Miguel Ángel Fuster e Ignacio Aviñó como campeones del Campeonato de España de Rallyes de Asfalto.

fb_img_1474806131562

¿Qué pasa si juntamos un modelo japonés, un preparador de León, un patrocinador nacional y una joven pareja? Pues la ecuación en la que sumamos a Mitsubishi + RMC Motorsport + Repsol + Cristian García y Rebeca Liso ya tiene solución: el Campeonato de España de Rallyes de Asfalto.

Comenzamos esta temporada con una gran incertidumbre por los cambios en el reglamento, modificaciones que eliminaron a los Porsche 997 GT3 de 2008 y 2010 del foco de todas las miradas y abría una posibilidad para los vehículos de tracción total, en principio un beneficio para los R5. Pero rompiendo con las quinielas, y dando una lección de valentía, Mitsubishi decidió lanzarse a por el campeonato y volver a poner su característico Evo X en lo más alto. Un plan para el que era necesario contar con una empresa dentro de nuestras fronteras que conociera a fondo el coche y el certamen y, como no podía ser de otra forma, RMC Motorsport era la mejor opción. Pero como poderoso caballero es don dinero, había que encontrar la financiación y la marca japonesa buscó ese apoyo en la petrolera Repsol y complementó el presupuesto con la retirada de la Mitsubishi Evo Cup, una decisión cuestionable para pilotos y aficionados pero eficaz económicamente.

Con un coche familiarizado con los rallyes como el Evo X y las evoluciones en las que habían estado trabajando los mecánicos de Roberto Méndez, faltaba unas manos que controlaran la bestia. La copa promovida por Mitsubishi la última temporada no sólo había servido para dar una oportunidad a jóvenes pilotos que soñaban con ponerse en una línea salida, también había descubierto grandes talentos como es Cristian García. El piloto zaragozano era un viejo conocido en RMC,  había tomado parte de la Beca RMC en el año 2014 y había conquistado la copa de Mitsubishi un año después, ganando 7 de las 9 pruebas y logrando dos podio más (3º en Adeje y 2º en Llanes). Con él, la apuesta estaba realizaba y sólo quedaba demostrar que no se equivocaban.

Y no se equivocaron. En el Rally Islas Canarias-El Corte Inglés comenzó una racha de victoria que mantuvo hasta Ferrol. En el archipiélago tuvo un dominio tan absoluto que sólo el Porsche 997 GT3 de Lucas Cruz, sin la nueva brida, y los Fiesta R5 de Lukyanuk y Kajetanowicz lograron hacerle frente. En Ferrol un pinchazo le privó de luchar por las posiciones de cabeza, pero la dupla García-Liso no perdió la confianza y en la prueba de Cantabria se reencontraron con la victoria y repitieron champán en Ourense, resarciéndose así de los problemas en la anterior cita gallega. Victoria tras victoria llegaron a las vacaciones de verano con el campeonato más que encarrilado y haciendo que las cuatro pruebas restantes fueran sólo un trámite para hacerse con la corona, algo que no les hizo levantar el pie. En el Princesa de Asturias salieron a por todas entre una manda de vehículos R5 que querían demostrar que también podían ser rápidos, una presión que es una de las posibles causas que llevó a Cristian García a cometer un error y sufrir una salida de pista que le costaría los puestos de cabeza y conformarse con la cuarta posición. Y así llagábamos a Llanes, la primera bola de partido y donde la décima posición le servía para conseguir el título, una prueba en la que estaría presente el campeón de 2015 y donde el de Mitsubishi salió con todo para hacerse con la victoria. El siguiente vídeo sólo es una muestra de la maestría de pilotaje que mostró en la cita asturiana:

Con 6 victorias, la 7ª posición de Ferrol y la 4ª del Princesa de Asturias, Cristian García y Rebeca Liso suman ya 271,5 puntos en el Nacional de Asfalto, un cifra inalcanzable para Pedro Burgo con sólo 70 puntos en juego y más de 100 de diferencia entre ambos. Un dominio del certamen que puede que recuerde al conseguido por Lusi Monzón con el Mini WRC o los títulos conseguidos por Miguel Ángel Fuster y Sergio Vallejo a manos de sus Porsches 997 GT3 Cup, pero es algo más. El equipo Mitsubishi ha conseguido, hasta el momento, una ventaja que casi dobla a la lograda por Jesús Puras en la temporada 2002 y que se convierte en el dominio más absoluto de los últimos 15 años. Para encontrar un piloto que le llevara tanta ventaja al segundo clasificado nos tenemos que remontar al año 2000 y los 336 que Puras logró en la última temporada del Citroën Xsara Kit Car y con 14 pruebas en el calendario. Estos son los datos:

¿Y ahora qué? Con el título en la mano es momento de pensar que va a pasar en la temporada 2017. La continuidad del equipo Mitsubishi-Repsol está en el aire a la espera de un nuevo reglamente por parte de la RFEdA, una adopción de las normas marcas por la FIA si quieren contar con la marca Hyundai, y dos i20 R5 oficiales, en la competición.  No hay que olvidar que los Evo X que pilotan Cristian García y Alberto Monarri no cumplen la norma FIA al ser una evolución R4+, nada que ver con la unidad Gr. N de Jan Solans y menos competitiva.