La alineación de M-Sport continúa sin una confirmación oficial y los pilotos Ott Tanak y Elfyn Evans aspiran a contar con un Fiesta WRC en 2017.

Toyota, Volkswagen, Hyundai, Citroën y M-Sport, cinco constructores que contarán con un programa completo para la próxima campaña y donde sólo podrá haber 15 pilotos, 15 privilegiados, que tendrán la oportunidad que luchar por el certamen con un coche oficial. Y ahí es donde M-Sport y Toyota, únicos que aún no han confirmado sus tres asientos, jugarán un papel fundamental en el futuro de Elfyn Evans, Ott Tanak o Mads Ostberg.

El galés ha completado en este 2016 un programa perfecto junto al equipo M-Sport en la categoría WRC 2. Evans ha sido el mejor ejemplo de que el Ford Fiesta R5 Evo es todo un éxito, consiguiendo 3 victorias, una segunda posición, una tercera y una cuarta dentro de la categoría. Un buen puñado de puntos que le convierte en el líder con 15 puntos de ventaja sobre el Skoda Fabia R5 de Sunninen.

Un buen año que espera que tenga su recompensa para la próxima temporada con el principal equipo de M-Sport, con un programa dentro de la categoría WRC. Aunque poco a poco sus esperanzas se van terminando al ver que el equipo no le hada dado la posibilidad de disputar la próxima cita del mundial, el rallye de casa para él, con un vehículo WRC y aún no le han dejado probar el coche de la próxima temporada. Estas han sido sus palabras al medio británico Autosport:

“Sé que soy mucho más rápido que algunos de los pilotos que ya tienen asientos en el WRC. Todavía tengo opciones para el próximo año, todavía hay conversaciones en marcha, por lo que todavía hay una posibilidad de verme el año que viene. Pero, en este momento, no hay nada confirmado.”

Unas conversaciones de las que habla el galés que podrían estar enfocadas hacia el proyecto de Tommi Mäkinen con el equipo Toyota Gazoo Racing. El ex-piloto finlandés quiere jóvenes talentos en sus filas que garanticen su proyecto en e tiempo y Elfyn Evans sería una apuesta de futuro después de ver su gran rendimiento en la categoría WRC 2 con el R5, venciendo incluso a Lappi que siempre ha sido una opción para ocupar uno de los Yaris WRC. Aunque tampoco sería descartable verlo junto al equipo DMACK, como ha estado este año Tanak.

Quien a buen seguro no estará en Toyota será Ott Tanak, el piloto estonio tiene su sitio prácticamente garantizado dentro del equipo de Malcolm Wilson. La mejor prueba que garantiza su salto a M-Sport la hemos visto en las últimas semanas, siendo Tanak el único piloto que se ha subido al nuevo Fiesta WRC, tanto en tierra como en asfalto. Los de Cumbria están dejando en el estonio todo el desarrollo del nuevo vehículo, algo que no les interesaría si finalmente no va a contar con un coche para la próxima temporada. Una alineación que se completaría con Eric Camilli según los últimos rumores, el francés está mejorando rallye a rallye y Malcolm confía en su progreso para seguir creciendo dentro del WRC.

Pero si llega Tanak y Camilli no se va, ¿qué pasa con Ostberg? Citroën, Hyundai y Volkswagen está ocupado, por lo que al noruego le quedan tres opciones, tal y como ha declarado su padre a Autosport:

Tenemos tres opciones, pero hemos descontado uno de los que ya están. No puedo decir detalles sobre las ofertas, pero lo que puedo decir ahora mismo es que Mads estará de regreso en el campeonato el próximo año.”

¿De que opciones habla? En primer lugar M-Sport, la próxima temporada cada equipo podrá contar con tres coches y, si la empresa de Cumbria consigue construir una tercera unidad a tiempo, sería posible verlo formar equipo con Tanak y Camilli, aportando su amplia experiencia al equipo. Por otro lado tenemos a Toyota, quien sólo ha confirmado a Häninen y todavía tiene dos asientos libres para 2017. Es más, los rumores con Toyota han sido constantes durante este 2016 y en las últimas semanas han resurgido con más fuerza. Y por último, un equipo privado. En 2017 la categoría WRC tendrá un campeonato propio para los pilotos privados y Ostberg ya sabe lo que es formar parte de una estructura así, lo hizo durante 6 temporadas con el equipo noruego Adapta World Rally Team. 

A falta de sólo 3 meses para que de comienzo el próximo Campeonato del Mundo de Rallyes, los 15 pilotos que formarán parte de la categoría son aún un misterio. Y no sólo los pilotos, porque el equipo DMACK aún no sabe si podrá formar parte de la categoría principal con un nuevo Fiesta RS o se tendrá que conformar con la copa de pilotos privados con un coche de 2016.