El equipo M-Sport ha intensificado las jornadas de test en las últimas semanas y hoy vamos a ver como cambia el Fiesta de cara a 2017.

Con el inicio de la temporada 2017 a menos de tres meses, equipos como Volkswagen,Toyota o Citroën ya ultiman sus modelos para afrontar un nuevo año de rallyes por todo el mundo; mientras que Hyundai y M-Sport continúan con el desarrollo de sus coches. Y es de este último del que vamos a hablar hoy, porque los de Cumbria han estado muy activos durante las últimas semanas, con Ott Tanak al volante, y vamos a ver que cambios sufrirá el Ford Fiesta RS WRC.

Parte frontal.

Si vemos el nuevo Ford Fiesta por delante, el primer rasgos que vemos a simple vista es su calandra. Durante los últimos años nos hemos acostumbrado a una gran calandra trapezoidal que cubría la mayor parte del frontal, pero M-Sport ha estado trabajando en una calandra formada por dos entradas rectangulares, siendo la superior de menor área, y dos lateral de forma triangular. Esta nueva calandra puede parecer que disminuye la entrada de aire al motor, pero en el actual Fiesta podemos ver que no todo el espacio está abierto y el nuevo diseño añade las dos entradas lateral. Veremos si en el diseño final deciden dejar toda esta parte negra, como en los actuales modelos de Ford. Estas rejillas se complementan con una entrada inferior, que mantiene las dimensiones pero que pasa a ser rectangular, ya no es trapezoidal.

Si seguimos observando su frontal, vemos unas nuevas ópticas. M-Sport ha reducido el tamaño de las luces y ahora tienen una posición más plana, más parecidas a las que equipo el Hyundai i20. Además, los antinieblas han sido sustituidos por unos marcados apéndices aerodinámicos, encargados de llevar el aire por los pasos de rueda y mejorar así la eficiencia de la carrocería. Y es que los pasos de rueda también son nuevos, pero los podremos ver mejor en la imagen lateral del vehículo.
ford-2016vs17-2

Parte lateral.

El nuevo lateral del Ford Fiesta WRC destaca por sus nuevos pasos de rueda. Los ingenieros de Malcolm Wilson han tenido muy presente el Focus RX que triunfa en el mundial de rallycross y han incorporado al “pequeño” Fiesta unos grandes pasos de rueda, y que en 2017 tendrán mucha importancia en el apartado aerodinámico.

Los nuevos apéndices en la parte inferior del frontal son los encargados de empezar a encaminar el aire, redirigiendolo por la parte superior de los pasos de ruedas para permitir un mayor apoyo del tren delantero al suelo. Un solución que también ha sido utilizada en la parte trasera, incorporando unos deflectores tras la puerta y que cumplen la misma función.

Además, podemos ver como cambian los apoyos del alerón trasero. En este 2016 el alerón está formada por una pieza completa de fibra de carbono, mientras que el próximo año el ala estará unida a unos pilares que se unen a la carrocería del coche en la parte superior del portón trasero.
ford-2016vs17-1

Parte trasera.

Terminamos este análisis del nuevo Fiesta RS WRC con su parte posterior, donde encontramos cambios en las ópticas, la parte trasera de los pasos de rueda, el alerón y el difusor.

Comenzamos por el alerón. Actualmente el Fiesta de Ostberg y Camilli cuenta con una doble superficie y unidas ambas por dos pilares en la parte central, pero para 2017 M-Sport ha decidido mantener el pequeño alerón inferior y montar una gran ala por encima, formando dos piezas independientes que sólo se unen en los pilares laterales. Este mayor alerón permitirá que el coche se pegue al suelo en su parte trasera, aumentando la tracción del mismo.

Como llevamos viendo desde el principio de este artículo, los pasos de rueda cobrarán una gran importancia y vistos desde atrás también encontramos novedades. Este Fiesta incorpora una rejillas de ventilación en la parte posterior, tanto en el tren delantero como el trasero, que permite evacuar el calor de los discos de frenos. En 2017 los coches del WRC serán más rápidos, por lo que se espera que los frenos alancen mayores temperaturas y será necesario aumentar la refrigeración de los discos, algo de lo que los Fiesta, sobre todo los R5, han tenido serios problemas.

En cuanto a las luces traseras, M-Sport ha seguido el ejemplo de la parte delantera y ha disminuido el tamaño de las ópticas traseras. Pero no sólo ha variado su tamaño, también la colocación. Mientras que antes estaban colocadas fuera del portón, en 2017 la luz de marcha atrás si que estará colocada dentro del portón.

Y el difusor amplía su tamaño. El actual Fiesta cuenta con un difusor de poca eficiencia aerodinámica, nada que ver con los coches de circuito, pero la evolución del modelo de Ford equipará una parrilla parrilla al más puro estilo Fórmula 1 con 7 canales para extraer el aire de la parte inferior del coche. Además la salida de escape varía su poción y pasará a estar en el centro y no en la parte derecha.

ford-2016vs17-3

La temporada 2017 está a la vuelta de la esquina y este es el modelo con el que M-Sport lucharán por los puntos. Aunque todavía nos espera ver que cambios presentará el Fiesta RS hasta el Rally de MonteCarlo y quienes serán los pilotos que le sacarán todo el potencial, porque hasta el momento no hay ningún piloto confirmado y sólo Ott Tanak lo ha probado.