El equipo Citroën Racing descarta el fichaje de Sebastian Ogier para 2017 y confían en su apuesta de Meeke, Breen y Lefebvre.
img_20161103_154623

Con la salida de Volkswagen del Campeonato del Mundo de Rallyes, un anuncio que la marca hizo oficial el miércoles 2 de noviembre, los rumores en torno a Sebastian Ogier han corrido como la pólvora por Internet. Sin equipo y con los últimos cuatro títulos del mundo en el bolsillo, ¿quién no querría tener al francés entre sus filas? Pero el anuncio de Volkswagen quizás haya llegado demasiado tarde para sus pilotos.

En un primer momento las miradas estaban puestas sobre Hyundai. La marca coreana ha ido mejorando rallye a rallye y en el último rally, la cita de Gales, ya pudimos ver como Ogier era el único que podía sobrepasar a Neuville y Sordo. Pero con el belga y el cántabro confirmados, así como el joven Hayden Paddon, las puertas de Hyundai se cerraban para él.

Si Volkswagen no está y Hyundai está completo, ¿por qué no un regreso a Citroën Racing? Aunque Loeb sea el piloto más reconocido de la marca en la última década, ya hubo un Sebastian que saboreó el champán de la victoria luciendo los colores de la marca francesa, Sebastian Ogier ganó los rallyes de Portugal y Japón en 2010 y 5 más en la temporada 2011. En 2017 Citroën Racing regresará al WRC de forma oficial con un proyecto totalmente renovado, un nuevo coche y el hambre de victorias de siempre. Pero al igual que ocurría en Hyundai, Citroën ya ha escogido sus pilotos. Estas han sido las palabras de Yves Matton, director del equipo, al medio Autosport:

“Tengo la alineación de pilotos para el próximo año. Todo lo que puedo decir es que si Sebastien Ogier me da una llamada, voy a responder y vamos a tener una charla, pero no hay duda acerca de cambiar mi alineación de pilotos para la próxima temporada. Hemos tomado la decisión de seguir esta filosofía (la de desarrollar los conductores jóvenes). Quiero dejar claro que no hay ninguna idea en este equipo para cambiar la alineación de pilotos que hemos hecho.”

Ahora mismo al tetracampeón del mundo sólo le quedan dos opciones: M-Sport y Toyota. La empresa de Cumbria aún no ha decidido su alineación para la próxima temporada, aunque todo apunta a que Ott Tanak será uno de los pilotos, y el futuro de Camilli y Ostberg está aún por decidir. Pero el caché de un cuatro veces campeón del mundo es alto, muy alto, y aquí podría entrar en juego el capital de Toyota, que si que cuenta con el apoyo directamente de la marca y no es una empresa privada como M-Sport.

Sin duda la decisión de Volkswagen de abandonar el WRC ha sido un shock para los aficionados, pero también una auténtica faena para tres grandes pilotos como Ogier, Latavala y Mikkelsen. Porque en este artículo sólo hemos hablado del francés, y no nos podemos olvidar del gran potencial de Jari-Matti o de la apuesta de futuro que supone contar con Andreas Mikkelsen, quien mezcla juventud y rapidez.