El Ford Fiesta de M-Sport es el primero que prueba las condiciones de MonteCarlo: bajas temperaturas, nieve y poco agarre en el asfalto.
cwgjhdtxeae5lwv

La ola de frío polar llegada a Europa, y que ya se está dejando sentir en la jornada de hoy en España, trae consigo las primeras precipitaciones en forma de nieve, unas condiciones que ha querido aprovechar el equipo M-Sport. Los de Cumbria han aprovechado esta climatología para testar por primera vez el nuevo Fiesta RS WRC en unas condiciones similares a las de MonteCarlo.

A lo largo de este 2016 hemos visto muchas jornadas de test por parte de Citroën, Toyota, Hyundai y Volkswagen, aunque el desarrollo de estos últimos no servirá de nada en el Mundial de Rallyes de 2017 tras la salida de Volkswagen Motorsport. En toda esta racha de pruebas, el equipo M-Sport ha sido uno de los más tardíos en comenzar a testar su nuevo modelo sobre el terreno, pero ha sido el primero en testar su modelo para las primera cita de la temporada.

Los mecánicos de Malcolm Wilson se han desplazado hoy hasta Italia, concretamente hasta la Italia Septentrional comprendida entre los Alpes y los Apeninos. Una zona geográfica en la que han podido enfrentar el modelo del óvalo a las bajas temperaturas y la nieve, unas gélidas condiciones que han puesto a prueba el grip del Fiesta.

Veremos si a lo largo del fin de semana y principios de la semana que viene, que se mantendrán estas condiciones climatologías, algún otro equipo decide desplazarse hasta las montañas italianas para probar sus mulas de cara al Rally de MonteCarlo.