La última prueba del Nacional de Asfalto decidirá el título de copilotos entre Rebeca Liso, copiloto de Cristían García, y Marcos Burgo, quien no podrá estar presente.fb_img_1478459616056

Tras completarse nueve pruebas del Campeonato de España de Rallyes de Asfalto, la competición se traslada a Madrid para celebrar su última cita de este 2016. Un Rallye Comunidad de Madrid que no decidirá el título de pilotos, ni el de 2RM ni tan siquiera la categoría R2, pero si será testigo de el desenlace final del campeonato de copilotos con la lucha entre Rebeca Liso y Marcos Burgo.

Aunque no suelen ser la parte más mediática del equipo, los copilotos cumplen una función fundamental y en su trabajo reside la presión de dar la confianza al piloto para que de la siguiente curva a fondo sin miedo a encontrarse una sorpresa. Piloto, copiloto y máquina tienen que ser un todo y cuanto más fuerte sea la unión de estos tres pilares, más cerca estarán los títulos.

Durante este 2016 hemos visto como Marcos Burgo, copiloto de su hermano Pedro, ha sido el dominador del campeonato tras la salida de Eduardo Gonzaléz del CERA, después de copilotar a Cristian García en el Rallye Islas Canarias y el Villa de Adeje. La temporada de los Burgo no ha sido sencilla, se han tenido que enfrentar a tres monturas diferentes y la brida impuesta en este 2016 a los Porsche de 2008 y 2010 ha diezmado su rendimiento en competición. Unos problemas que han afectado a su economía y que les han llevado a no estar presentes en el Rallye Comunidad de Madrid.

Quien si que acudirá a la cita madrileña es Rebeca Liso. La copiloto aragonesa ha tenido en este 2016 una temporada a la caza, recortando rallye a rallye la distancia con Marcos Burgo. Tras ganar en Sierra Morena, Cantabria y Ourense, así como la séptima posición de Ferrol, Rebeca llega al Princesa de Asturias con una desventaja de 20,5 puntos que conseguía poner a su favor tras sumar 25 en la cita asturiana.

Desde el regreso de la competición tras el verano, la lucha entre Liso y Burgo ha sido de infarto. Si en el Princesa de Asturias la integrante del Mitsubishi-Repsol se ponía por delante, en Llanes afianzaba su ventaja y en Alicante perdía todo su colchón de puntos para poner a favor del gallego la competición con 8,5 puntos entre ambos. En el siguiente gráfico podéis ver la evolución de ambos pilotos:

Con esta situación y una última prueba, en Gas y Motor decidimos ponernos en contacto con los dos pilotos para formularles la misma pregunta: “¿Cómo afrontas el Rallye de Madrid?” Como ya hemos mencionado anteriormente, los hermanos Burgo no estará presentes en la cita madrileña pero si que nos han dejado un mensaje que les honra:

“Después de los rallyes que hicieron nadie como ella(Rebeca) se merece ganar. Me alegro”.

Quien si que no ha contestado a la pregunta es Rebeca Liso, que en Madrid volverá a subirse al Mitsubishi Evo X junto a Cristian García para intentar ganar el campeonato. Con la ausencia de Marcos, Rebeca tiene el camino más fácil y tan sólo tendrá que finalizar el rallye entre los 12 primeros, siempre y cuando la fiabilidad no les juegue una mala pasada como ya ocurrió en Ferrol o Alicante. Estas han sido sus palabras:

“El rally de Madrid lo vamos a afrontar como todos,intentaremos hacer el mejor rallye posible,me haría mucha ilusión ganar el campeonato pero tengo que reconocer que Marcos se lo merece igual que yo, es muy buen copiloto y encima siempre puedo contar con él. Aún siendo rivales me ayuda mucho. Iremos a por todas pero estoy contenta ya con todo este año”.