El piloto del Volkswagen Motorsport II, Andreas Mikkelsen, ha liderado los primeros cinco tramos del día, luchando con Ott Tanak y Hayden Paddon.

fb_img_1479425213745

El Rally de Australia ha comenzado a marcar sentencia con el tramo y Andreas Mikkelsen se postula como principal candidato a la victoria en la última prueba del año de Campeonato del Mundo de Rallyes. El noruego ha tenido que luchar con el Fiesta de Ott Tanak y el local Hayden Paddon.

El piloto del Volkswagen Motorsport II ha comenzado marcando el scratch con 1,3 segundos de diferencia con el Fiesta RS de Ott Tanak, que vuelve a contar con las ventajas del neumático DMACK. Pero su batalla pronto ha cambiado de rival, puesto que el i20 de Hayden Paddon ha salido a la palestra a defender el orgullo local y ha puesto contra las cuerdas al noruego en los siguientes tres tramos, incluso arrebatándole el liderato por momentos.

Una lucha por la batalla del rallye que no se podía relajar, puesto que el cántabro Dani Sordo se iba acercando poco a poco. El piloto de Hyundai se ha quejado a lo largo del día del agarre de su coche, pero esto no le ha permitido ir ganando confianza para colocarse en la segunda posición de la general al término del cuarto tramo. Aunque sobre el piloto español ha comenzado una investigación ya que habría llegado tarde al control horario y sobre él podría caer una sanción de tiempo.

Y Australia no se ha olvidado de los problemas. Jari-Matti Latvala ha sido uno de los más castigados, al sufrir un toque y dañar la suspensión de su Polo R WRC. Tanak ha sido otro de los que ha tenido problemas, aunque en su caso no han sido problemas mecánicos. El estonio no ha estado acertado con las notas en el cuarto tramo y ha perdido hasta 30 segundos con Andreas Mikkelsen, permitiendo así a Neuville y Ogier meterse entre los 5 primeros de la general. Un error de navegación que ha permitido ganar una posición a los pilotos de M-Sport, con Ostberg por delante. Así están las cosas tras los primeros 5 tramos:img_20161118_010720

Los pilotos aún tendrán que completar una segunda pasada en esta primera etapa, en la que la suciedad de las pistas será menor y mejorará el agarre de los vehículos. Veremos si Mikkelsen puede mantener el tirón y que pueden hacer los pilotos de Hyundai para pararle los pies a Volkswagen en su última participación en el WRC, aunque se espera que Dani reciba una sanción de 20 segundos.