El piloto asturiano, Cohete Suárez, ha tenido una complicada temporada 2017 dentro del WRC 2, donde la fiabilidad de su Peugeot 208 T16 le ha privado de grandes resultados.
img_20161001_141945

Comenzamos nuestro repaso a la temporada 2016 en el Campeonato del Mundo de Rallyes y lo hacemos con Jose Antonio Cohete Suárez, la joven apuesta de Peugeot Sport y Carlos Sainz para la categoría WRC 2. El piloto asturiano ha completado un programa de 7 rallyes dentro de la segunda categoría del mundial con un notable ritmo, siempre que las averías mecánicas o los excesos de velocidad se lo han permitido.

Cohete ya sabía lo que era conducir un 208 T16 R5 dentro de la categoría WRC 2, ya lo hizo en 2015 en el RallyRACC, pero hasta este 2016 no había contado con un programa completo con el modelo francés. Su temporada arrancó en MonteCarlo, prueba inaugural del WRC y que puso a pruebas las cualidades del piloto en condiciones de bajas temperaturas, con un bajo agarre y la compleja gestión de los neumáticos. Una prueba de la que salió airoso, logrando la sexta posición de la categoría y demostrando que se podía batir a los pilotos oficiales de Citroën. Aunque su rallye no estuvo exento de problemas, con distintas salidas de carretera que no le permitieron estar más arriba.

Tras el MonteCarlo, su temporada sufrió un gran parón. Mientras que el campeonato pasaba por las frías pistas de Suecia y los polvorientos caminos de México y Argentina, Cohete debatía con Peugeot y con su principal apoyo, Carlos Sainz, un programa que le permitiera estar regularmente en carrera. Y finalmente lo logró, el piloto asturiano regresó en el Rally de Portugal y pudo estar presente en otras cinco pruebas del WRC 2.

En tierras lusas, Cohete vivió en sus propias carnes los problemas a los que se enfrentan en el Mundial de Rallyes. Varios problemas mecánicos, pinchazo e incluso un vuelco, situaciones que no le permitieron estar dentro del top cinco, que es donde se situaban sus cronos. Unos problemas que siguieron en Italia y que se centraron en la dirección asistida del 208, obligando a la dupla española a abandonar pro primera vez. Y no sería la última vez que terminarían antes de tiempo, en Francia volvería a tener problemas con la dirección y sufrían una salida de pista.

Tras Italia, Cohete buscó resarcirse en Alemania y se mostró muy competitivo. El piloto de Peugeot exprimió al máximo el 208 pero varios excesos de confianza le llevaron a pisar la cuneta en más de una ocasión, lastrando su rallye y no permitiéndole pasar de la séptima posición. Mientras que España una salida de pista en la primera jornada de rallye le llevó a los últimos puestos y de poco sirvió sus esfuerzos durante el sábado y el domingo. Y cerró la temporada con la 14ª posición en Galles.

cml_dsc_9771

Primera temporada agridulce para el asturiano. Cuando el coche ha funcionado, ha demostrado que puede ser muy rápido, pero también ha dejado graves errores de juventud. Aún no se conoce cual será su programa en 2017 y la llegada de Pepe López podría sacarlo del equipo Peugeot Sport, pero si en el futuro Cohete Suárez consigue un equilibrio entre rapidez y fiabilidad, Asturias pronto podría tener un nuevo campeón.