El cuatro veces campeón del mundo de Rallyes, Sebastien Ogier, ha probado por primera vez el Toyota Yaris WRC de 2017ogier-yaris

Sebastien Ogier ha estado  en España probando un WRC de 2017. Descartada la opción de M-Sport, comenzaron a aparecer las noticias que afirmaban una jornada de test en Cataluña en la que el tetracampeón estaría pilotando el Toyota Yaris de Tommi Mäkinen y ahora el propio capataz de la estrucutura finalandesa lo ha confirmado para Autosport:

“Sí, es cierto Sebastien vino a probar el coche ayer, pero no se puede decir nada más que eso en este momento. Por supuesto, estamos hablando. El problema que tenemos es que la disponibilidad de coche. Vamos a correr con sólo los dos coches hasta la  primavera y Juho Hanninen va a correr en todas los rallyes”.

Sebastien Ogier continúa debatiendo sus opciones, y esta semana aún se espere que pruebe el arma de Malcolm Wilson, aunque primero le ha tocado el turno a Toyota. La marca japonesa se ha traído una mula a España, concretamente a Cataluña, para que el piloto francés haya podido probar el material con el que están trabajando en su sede de Finlandia. Estos test han tenido lugar sobre el mojado asfalto de Tarragona y sobre la tierra, los cuales se han llevado a cabo con el modelo vestido de camuflaje, el más evolucionado por parte de Toyota Gazoo Racing. Este es le primer vídeo sobre estos test:

Y seguimos hablando de Toyota y Ogier, porque esta prueba no ha sido un test más. El propio piloto ha informado que Toyota ha puesto sobre la mesa un contrato que rondaría los 10 millones de euros. Una jugosa oferta a nivel económica pero que no satisfaría al francés, no por su sueldo sino por las cualidades del Yaris WRC. Veremos si la jornada de pruebas con M-Sport, que tendría lugar mañana o pasado, deja con mejor sabor de boca al francés, que cuenta con un bendito problema: ¿A quién le digo que sí para correr el WRC?