El equipo Sauber ha salvado los muebles a finales de la temporada, la cual no ha sido nada fácil para ellos debido a las dificultades económicas que han pasado. Con la llegada del grupo inversor Longbow Finance, el equipo de Hinwil espera recuperar su posición en la Fórmula 1 en los próximos años.
10-sauber

La pretemporada de Sauber

Durante los últimos años, sobre todo desde la salida de James Key del equipo, Sauber ha ido cayendo poco a poco en la parrilla de la Fórmula 1 hasta colocarse a la cola del pelotón y en 2016 siguieron esa tónica. Los cambios en el calendario, y la precaria situación del equipo de Monisha Kaltenborn, no les permitieron estar presentes en la primera semana de entrenamientos libres en el Circuit de Barcelona-Cataluya, una ausencia que ya nos dejaba presagiar lo que veríamos a lo largo del año.

En cuanto a su alineación de pilotos, Sauber no arriesgó y mantuvo a Marcus Ericsson y Felipe Nasr. La dupla sueco-brasileña claramente no es la mejor de la parrilla, pero sus aportes económicos, como el Banco do Brasil, han sido fundamentales para mantener al equipo vivo en 2015 y en 2016.

La temporada de Sauber

El equipo suizo no acudía a los primeros test, pero ese era el menor de sus problemas. En 2015 pudieron mantenerse fuertes a lo largo del año, manteniendo a raya a Manor, que ni siquiera entró en los puntos; a un renqueante McLaren-Honda; e incluso estuvieron cerca de Toro Rosso. Pero en 2016 las cosas habían cambiado, la llegada del motor Mercedes a Manor ya no les pondría las cosas tan fáciles, a pesar de que Sauber contaba con un motor Ferrari que se iba actualizando a lo largo del año. Y lo mismo ocurría con McLaren, donde el motor Honda y el chasis de Woking comenzaban a ser uno y poco a poco Button y Alonso se iban alejando más y más. Pero había más, Toro Rosso ha tenido un chasis enviadiable, capaz de tapar la deficiencia del motor Ferrari de 2015; Haas se coló en los puntos a base de su compra de piezas a Ferrari y Renault, aunque no como todo el mundo esperaba, asomaba la cabeza entre los 10 primeros en carreras como Rusia y Malasia.

¿Y qué hacía Sauber mientras tanto? En clasificación se las veía y deseaba para conseguir batir a los dos Manor, y Pascal Wehrlein se convirtió en un experto batiendo a los Sauber C35 de Ericsson y Nasr. Accidentes, pérdidas de potencia, roturas en la caja de cambios, problemas eléctricos… los dos pilotos de Sauber se han visto obligados a ver la bandera de cuadros desde fuera hasta en 7 ocasiones. La fiabilidad no ha sido el punto fuerte de Sauber, que vio como en Austria el Manor de Werhlein se colaba en la décima posición y conquistaba un punto.

¿Estaba todo perdido? Cuando no se quedaban fuera, Ericsson y Nasr sólo podía esperar a que los de delante abandonaran para acercase al tan ansiado top ten, pero nunca abandonaban los suficientes. Ericsson se quedó en varias ocasiones al borde de conquistar un punto con las décimo segundos puestos de Bahrein, España o Malasia, e incluso quedó undécimo en México. Pero lo bueno se hace esperar y lo que consiguió Felipe Nasr en Brasil, en su casa, fue realmente bueno.

Aprovechando la complicada situación meteorológica, que obligó a sacar el coche de seguridad en varias ocasiones, y sus conocimientos sobre la pista de Interlagos, Nasr cruzó la línea de meta en la novena posición. Con estos dos puntos Sauber escalaba una posición en el Mundial de Constructores y dejaba a Manor el papel de farolillo rojo a falta de una sola carrera, en la que ninguno de los cuatro coches entró en los puntos.Sauber

La anécdota de 2016

Salvados por la campana, así es como se podría definir esta temporada de Sauber, y no sólo en los deportivo. Desde hace años  Monisha Kaltenborn viene denunciando el injusto reparto de la FOM, lo que hace que los equipos más pequeños como Sauber apenas reciban ingresos procedentes de esta formación. Lo que obliga a apostar todo en los patrocinadores y los pilotos de pago.

Los dos puntos de Nasr permiten a Sauber ingresar algo, de ese reparto de la FOM y del que Manor quedará fuera por ser el último en la clasificación de constructores. Pero su salvación llegó en el mes de julio con la compra por parte del grupo de inversiores Longbow Finance S.A. Una gran empresa que apostó por Sauber cuando muchos rumores ya los situaban fuera de la Fórmula 1 por falta de recursos económicos.

Los conflictos de Sauber

El equipo sueco vivió en el Gran Premio de Sauber uno de los momentos más bochornosos de la temporada para ellos cuando sus pilotos se quedaron fuera tras impactar uno contra otro en la Rascasse. El equipo ordenó a Nasr ceder la posición en favor de Ericsson, algo que el brasileño no cumplió y que dejó a los dos pilotos fuera cuando Marcus Ericsson se tiró por el interior de la penúltima curva del trazado monegasco.

El espectáculo fue tal que el equipo, unos días después, se vio obligado a emitir un comunicado, dirigido a sus seguidores, para intentar calmar las aguas. Los aficionados no dudaron en tachar al sueco como culpable, cuando el responsable había sido Nasr por no respetar las órdenes del muro. Y lo curioso es que no se estaban peleando por una posición de puntos, ¡sino por la 15ª y 16ª posición!

El futuro de Sauber

La situación es bastante incierta para Sauber en 2017. En cuanto a sus pilotos, sólo han confirmado la presencia de Marcus Ericsson, mientras que el segundo asiento se lo están disputando diversos pilotos como Pascal Wehrlein. Eso si, ese segundo piloto tendrá que traer consigo un buen saco de dinero en la manga porque en 2017 los monoplazas cambiarán radicalmente y los suizos necesitan capital si quieren construir un buen chasis. En cuanto a los motores, se mantienen fieles al desarrollo de Ferrari. Una temporada que supondrá la 25ª participación del equipo en la Fórmula 1.