En el año del retorno de Renault como equipo constructor, las expectativas no han sido satisfechas. Ha sido el equipo que más se ha quedado estancado con respecto a la temporada anterior (Lotus F1 Team), y solo ha podido aspirar a rondar el décimo puesto en el mejor de los casos. Con un total de solo 8 puntos y siendo terceros por la cola en el mundial (solo por delante de Sauber y Manor), solo les queda intentar desarrollar el equipo y el monoplaza para el próximo año.

8-renault

La pretemporada de Renault

Renault volvía este año como equipo a la Fórmula 1 tras unos años fuera, después de otros tiempos gloriosos vestidos de azul y amarillo, pero sabiendo que no se repetiría lo mismo.

Renault quería volver a la categoría reina como escudería, y vio la oportunidad en Lotus, equipo que vivió al límite en la temporada 2015 por su pésima situación financiera y en la que en varias ocasiones se vio peligrar su continuidad en la gira de la Fórmula 1.

Aun con los problemas financieros, lo cierto es que Lotus era un equipo asentado, con un motor Mercedes y con laRenault 2016 presencia de ambos pilotos con experiencia como eran Romain Grosjean y Pastor Maldonado. Para esta nueva andadura, Renault tenía la intención de tener a Maldonado en sus filas, pero una vez más, los problemas económicos
del principal patrocinador del venezolano, hicieron que el equipo decidiera contar finalmente con Kevin Magnussen. Joylon Palmer fue contratado dando así el salto a la F1 para cerrar la alineación de pilotos, ambos inexpertos. Por otro lado, montarían en sus monoplazas su motor Renault, que suponía un paso a atrás con respecto al año anterior.

Fue el primer equipo en presentar su monoplaza, el Renault RS16. Lo hizo un 3 de febrero en París, además de con sus pilotos titulares, con los pilotos de pruebas Esteban Ocon y Carmen Jordá.

La temporada de Renault

renault-mexico-2016La temporada del retorno de Renault Sport como constructor a la Fórmula 1 ha dejado bastante que desear en el equipo francés. La infraestructura y los medios para desarrollar el coche quedaron muy atrasados en la época de Lotus, quienes no pudieron destinar apenas recursos en avanzar en el desarrollo de 2016, y eso se ha visto reflejado en los resultados.

Hasta la primera mitad de la temporada, Renault solo pudo conseguir 6 puntos, todos cosechados de una única vez por Kevin Magnussen con su séptimo puesto en el GP de Rusia. Después de eso, los resultados tampoco fueron mucho mejores. Solo en dos ocasiones más los pilotos se situaron en posición de puntos, con sendos décimos puestos de Magnussen en Singapur y de Palmer en Malasia. En torno a esta décima posición es a todo a lo que han podido aspirar, como mucho, en esta temporada.

En un head to head entre nuestros pilotos, podemos decir que Magnussen doblegó a su compañero de equipo: además de conseguir casi la totalidad de los puntos para su equipo, acumuló más kilómetros y menos abandonos (3) que su compañero (5).

La anécdota de 2016

Con los problemas económicos, de desarrollo del coche, de infraestructura, etc., asuntos éstos serios, con complicada solución y que vienen de bastante más atrás, diríamos que otros problemas que pudieran aparecer podrían parecer meras anécdotas. Como por ejemplo, las declaraciones del director general, Cyril Abiteboul, manifestando que lo que necesitaba el equipo no era dinero o personal para mejorar, sino un liderazgo adecuado de parte del director del equipo Frederic Vasseur. Esta lucha de poder, que añade más tensión al equipo, no es lo que necesita Renault, que no puede permitirse añadir problemas de luchas internas a la pila de quebraderos de cabeza que ya tiene.

Los conflictos de Renault

Raro es el equipo en la Fórmula 1 que no cuente con algún renault-malasia-2016conflicto a lo largo del año, y Renault no iba a ser menos en su primer año de vuelta a la categoría reina.

Y en este caso, tenemos que seguir hablando de los problemas económicos, y es que obligaron al equipo a recortar en personal y en inversiones, por lo que no han podido cumplir su objetivo ideal de ir evolucionando el coche tanto en esta temporada, como de cara a la siguiente, o al menos no tanto como hubieran deseado. Esto fue también el detonante de los conflictos internos y de lucha de liderazgo dentro del equipo mencionados líneas arriba. Cumplir con ese objetivo será muy difícil con este lastre que arrastran todavía.

El futuro de Renault

En cuanto al porvenir del equipo francés, podemos decir que en 2017 contará en sus filas otra vez con Joylon Palmer, pero con la incorporación de Nico Hülkenberg, que se marcha de Force India en sustitución de Kevin Magnussen.   El objetivo para 2017 será estar junto a los equipos de mitad de la parrilla y, si es posible, aumentarán sus ambiciones en 2018 buscando conseguir podios.

Por otro lado, podemos mencionar también que además de Red Bull, Toro Rosso usará también los motores Renault, ambos con la denominación del patrocinador TAG Heuer.

En definitiva, asumiendo que este año de transición iba a ser difícil, a Renault no le queda más que mejorar para la temporada 2017 de Fórmula 1.