El equipo oficial de Suzuki dentro del Nacional de Asfalto sigue siendo toda una referencia y en este 2016 han dado con un gran talento como Adrián Diaz, capaz de ganar entre los 2RM en su primera temporada con el Swift S1600

Continuamos nuestro repaso al Campeonato de España de Rallyes de Asfalto y hoy le toca el turno al equipo oficial de Suzuki España, el Suzuki-Repsol, formado por Adrián Díaz y Gorka Antxustegi. La marca japonesa ha conseguido en este 2016 alzarse con el título de dos ruedas motrices, mientras que Gorka Antxustegi ha realizado un gran trabajo de desarrollo con el nuevo Swift R+, bajo la normativa N5. Santi Cañizares y Joan Vinyes han sido otros de los pilotos que han corrido bajo el amparo de la marca dentro de CERA.

Comenzamos con Gorka Antxustegi, quien ha centrado su año en los test. El piloto vasco arrancó la temporada con el Swift S1600, el modelo de tracción delantera con el que se ha conseguido el título entre los 2RM hasta en tres ocasiones y con el que comenzó liderando la categoría en este 2016. La 15ª posición en el Islas Canarias, la 7ª si sólo contamos a los pilotos del nacional, le sirvió para llegar con fuerzas a la segunda cita insular, donde volvió a imponerse a su compañero de equipo y llegó a meta ocupando la 6ª posición de la general. Las cosas iban realmente bien para él, pero la llegada a la península truncó su año con el S1600.

La 11ª posición en Sierra Morena, siendo tercero entre los dos ruedas motrices, sería la última vez que veríamos a Antxustegi completar un rallye con este coche. En Ferrol sufrió un problema con la mecánica de su pequeño Suzuki y en Cantabria se veía obligado a abandonar de nuevo al arrancar un rueda cuando rodaba quinto de la general.

Con esta situación, el vasco cerró su etapa con este coche. En Ourense el nuevo Swift R+, reglado bajo la normativa N5 y construido por ARVidal Racing, hacía acto de aparición y sobre Antxustegi recaía toda la evolución del modelo. 19º en Ourense, 10º en el Princesa de Asturias y 9º en Llanes, poco a poco el coche iban mejorando y plantaba cara a los modelos GT, como el Lotus de Daniel Marbán, o los Clio R3T de la copa. Pero la fiabilidad seguía siendo su punto más flaco, haciéndole perder mucho tiempo en estas pruebas y llevándole al abandono en las dos últimas citas del año, Alicante y Madrid. 90,5 puntos para él en una temporada que ha sido un test continuo, en competición pero test, y una 12ª posición en la general que esperan mejorar en 2017, el gran año del Maxi Rally.

Si Antxustegi se las tenía que ver con un modelo nuevo y que había que mejorar, Adrián Díaz ha sido la cara del equipo en este 2016 y todo un descubrimiento para la marca japonesa. Tras ganar la Copa Suzuki Swift, y con la baja de Vinyes, el equipo decidió darle una oportunidad y subirlo al Swift S1600 con el objetivo de liderar la categoría 2RM con su compañero. Y Adrián no falló.

Las citas de Gran Canaria y Tenerife sirvieron al piloto gallego para adaptarse al coche, mucho más potente que el N3 de la copa y con uno de los mejores rendimiento de la categoría, pero aún así no perdió la estela de su compañero y consiguió imponerse a los R2 de Opel para ser el mejor entre los tracción delantera.

Con el cambio asumido y conociendo los límites del coche, Adrián Días y Andrea Lamas se plantaron en Andalucía con el objetivo de ponerle las cosas difíciles a Gorka y se alzaron con la victoria entre los 2RM, siendo sextos en la general. Una primera posición en la categoría de la que no se bajaría hasta la llegada del certamen a Asturias, consiguiendo ser octavo en Ferrol, sexto en Ourense y una gran cuarta posición en Cantabria.

Pero las tierras asturianas les esperaban con un duro varapalo para el equipo. Un accidente en el cuarto tramo les dejaría fuera de carrera, con las consiguientes lesiones para la copiloto de León, que tendría que ver el resto de la temporada desde casa y con un corsé para recuperar su estado físico. Esto dio la oportunidad a Mario González Tomé, quien había copilotado el Fiesta R5 de Iván Ares en las Islas Canarias y que completó un buen final de temporada con Adrián: octavos en Llanes y Alicante, y con un abandono en Madrid. Estos resultados han dejado a Adrián Díaz con una renta de 159,5 puntos en la general del Nacional de Asfalto, en la quinta posición, y Campeón de España entre los vehículos 2RM en su primera temporada con el equipo oficial Suzuki-Repsol.

 La alineación de Suzuki la han completado Santiago Cañizares y Joan Vinyes. El ex-portero del Valencia estuvo presente en Sierra Morena, donde sufrió un accidente; en Ferrol, donde terminó 36º, en La Nucía, donde se retiró; y en Madrid, siendo el único Suzuki oficial que llegó a meta en la 16ª posición. Mientras que un recuperado Joan Vinyes hacía acto de aparición en Llanes, compitiendo con un Swift Sport N3 de la Copa y con el que repetiría en Alicante, y en la última cita del CERA por fin lo pudimos ver con un Swift S1600, aunque su rallye duró apenas unos kilómetros por un fallo mecánico.

Suzuki-Repsol
@GasYMotor

Hasta cuatro pilotos han corrido este año para Suzuki y todos han tenido su importancia. Es cierto que la temporada de Antxustegi no destaca por sus resultados, sobre todo si la comparamos con al de Adrián, pero su labor ha sido de largo recorrido y sus avances con el nuevo Maxi Rally serán de vital importancia en 2017, donde se espera que RMC desembarque en la categoría con modelos de Ford, Peugeot y Citroën. Mientras que la participación de Santi Cañizares confirma que la marca aún tiene un piloto reserva en la recámara y la de Vinyes, aunque corta, nos permite ver que su recuperación está completada y que en 2017 le veremos luchando. Ahora la duda es, ¿cuántos coches tendrá Suzuki el año que viene en competición? Porque con este plantel tiene una gran oportunidad para repartir sus esfuerzos y dominar la categoría 2RM, con el S1600, y la N5, con el R+. Veremos hasta donde llega el presupuesto…