El equipo DMACK ha realizado un gran debut en el categoría WRC con Ott Tanak, quien a punto ha estado de ganar dos pruebas en 2016. 

Continuamos nuestro repaso a lo que ha sido esta temporada en el Campeonato del Mundo de Rallyes y hoy le toca el turno al piloto revelación de este 2016, el estonio Ott Tanak. El piloto del equipo DMACK ha sido la gran sorpresa de esta temporada, rozando la victoria en dos ocasiones, y demostrando la marca de ruedas china tiene un gran potencial en los rallyes, sobre todo en determinadas ocasiones.

Tras su paso por el equipo M-Sport en 2015, donde no consiguió los resultados esperados por la estructura inglesa, Tanak fue sacado del equipo y Malcolm Wilson quiso mantenerlo cerca y con el apoyo de la marca de neumáticos DMACK, de origen chino, el estonio pudo mantener un volante dentro del WRC contando con un Ford Fiesta RS como los de Ostberg y Camilli.

Tanak comenzó fuerte y ya en MonteCarlo dejó claro que podía estar en la batalla, luchando con los pilotos de Hyundai, Citroën e incluso M-Sport para conseguir la séptima posición, la cual mejoraría en Suecia para llevar su Fiesta hasta la quinta plaza. Estas dos pruebas no fueron nada fáciles para él, enfrentándose a unas condiciones muy frías y donde los neumáticos DMACK no rendían al mismo nivel que los Michelin de los equipos punteros, algo que le costaría muy caro a lo largo de la temporada.

En las polvorientas pistas de México continuó demostrando que era realmente rápido, terminando una prueba tan complicada como esta en la sexta posición mientras que pilotos como Nueville o Mikkelsen se quedaban fuera. Lastima que en Argentina no pudiera seguir con esta buena racha y que en Portugal un accidente le dejaba fuera cuando luchaba por entrar en el podio. Pero Tanak no tiró la toalla y en Italia dio un adelanto de lo que veríamos más adelante, batiendo a los dos Ford de Ostberg y Camilli, al Polo de Mikkelsen y al i20 de Paddon. La nueva evolución de los DMACK, que debutó en Portugal, comenzaba a funcionar y le permitía estar arriba.

Y llegamos a Polonia, sin lugar a dudas uno de los mejores rallyes en la carrera del estonio. Los tramos polacos recibieron a los pilotos del WRC con unas fuerte lluvias, lo que convirtió la tierra en barro y donde el compuesto de la marca china, más blando que el Michelín, mostró su mejor cara. Tanak comenzó a marcar el ritmo desde los primeros kilómetros y tramo a tramo se las estuvo viendo con Andras Mikkelsen. Pero la fortuna le fue esquiva y falta de sólo dos tramos pinchaba una rueda delantera, perdiendo la cabeza del rallye que quedaba en manos de noruego. Esta segunda posición del estonio nos conmovió a todos en el momentos que, entre lágrimas, llegaba al control stop y que nos dejaba la imagen de ver a Ogier, un cuatro veces campeón del mundo, aupar a un hundido Ott Tanak con el aplauso del resto de sus compañeros. ¡Qué bonito pero que injusto fue ese fin de semana!

Tras la prueba polaca, Tanak entró en una etapa negativa de la que le costó salir, abandonando en Finlandia tras sufrir un accidente, quedando fuera de los 20 primeros en Alemania y por fin volviendo a los puntos en Francia con la décima posición. El asfalto no era una superficie factible para el compuesto chino, tal y como pudimos ver en el Tour de Corse o en el trabajo que le llevó conseguir la sexta posición en España en el momento que las carreteras catalanas se fueron secando.

Pero la tierra volvió y con ella el mejor Tanak. El Rally de Gales volvió a ser una prueba en la que el agua complicó las cosas para todos, salvo para el estonio. Como ya hemos dicho antes, los neumáticos DMACK son más blandos que los Michelín, lo que les permite tener una tracción y en rallyes con mucho barro, donde el suelo es menos abrasivo y el desgaste es menor, brillan por encima del resto. El Fiesta de Tanak volvió a la carga y se las volvía a ver con uno de los Polo R, aunque en esta ocasión sería Ogier su gran rival. Durante todo el rallye se estuvieron midiendo, tramo a tramo pero con el francés por delante, quien terminaría llevándose la victoria por apenas 10 segundos. Y las altas temperaturas de Australia no le dieron opción a Tanak, que terminó séptimo.

Tanak-DMACK
@GasYMotor

La temporada finaliza para él con 88 puntos, 30 scratchs y la octava posición en la clasificación de pilotos. Pero su año ha tenido un trasfondo mayor que la posición final, demostrando que es un piloto de primer nivel y ganándose la confianza de Malcolm Wilson, que en 2017 le dará una nueva oportunidad y formará equipo con Sebastien Ogier. ¡Ojo a esta dupla!

Mientras que el equipo DMACK ha cumplido su objetivo, haciendo una gran publicidad de sus neumáticos con esos dos conatos de victoria en Polonia y Gales. Una imagen de fortaleza que se ha extendido a las categorías inferiores y que en 2017 irá a más, siendo el único suministrador junto a Michelin. En el campeonato de marcas finalizan sextos con 98 puntos, consiguiendo más de 60% de los puntos de M-Sport pero con un sólo coche. Veremos si en 2017 deciden apostar por Elfyn Evans, un rumor que sigue creciendo pero que está por confirmar.