Mads Ostberg no tira la toalla y confirma en su cuenta de Facebook que lo veremos en 2017 con un WRC de nueva hornada.

El mercado de fichajes está siendo una auténtica locura de cara a la próxima temporada con la llegada de los nuevo WRC y la salida de un equipo como Volkswagen Motorsport. Los alemanes han incendiado la silly season y los cambios de Sebastien Ogier y Jari-Matti Latvala han dejado sin sitio a pilotos como Mads Ostberg o Andreas Mikkelsen, aunque esto podría cambiar en los próximos días.

El ex-piloto de M-Sport continúa preparando su programa para la próxima temporada y hoy ha hecho un anunció importante en sus redes sociales. El noruego ha confirmado que en 2017 le podremos ver pilotando en el Campeonato del Mundo de Rallyes con uno de los nuevo coches. Este ha sido su anuncio:

“Para todos los que estáis esperando que anuncie mis planes para 2017, puedo confirmar que tengo una unidad WRC, con especificaciones de 2017, para varios años. Tengo la intención de disputar la mayoría de los evento del Mundial de Rallyes, pero también tengo ambiciones fuera del WRC, como ya hice el año pasado. Todavía quedan algunos detalles para poder presentar mi programa completo para el próximo año. Os mantendré informados”.

Este anuncio reabre el debate sobre cual puede ser su ubicación dentro del certamen mundialista. La opción más factible, y la única que le quedaría, es contar con un Ford Fiesta RS WRC vinculado a M-Sport, cumpliendo las funciones de tercer piloto, junto a Ogier y Tanak, o contar con el apoyo de la marca de ruedas MDACK, tal y como hizo el estonio en este 2016. Siempre y cuando se confirme que Al-Attiyah y Volkswagen no hayan podido llegar a un acuerdo para contar con un equipo privado con el Polo R en 2017.