Aumentan los rumores que sitúan a la compañía KFC junto al equipo Manor Racing, un gran salto tras su patrocinio al Campos Racing en GP2.

El equipo Manor Racing se ha convertido en el foco de los rumores en las últimas semanas por varios motivos. La salida de Ocon y la más que probable de Pascal Werhlein, ya veremos si a Sauber, Williams o Mercedes, hay que sumarle la llegada de un nuevo inversor que podría llegar desde Indonesia.

Tras la salvación de Marussia Racing, el equipo ha ido creciendo progresivamente, mostrando en 2016 su mejor cara gracias a diversos acuerdos con Mercedes y Williams por su tecnología. Unos contratos que se espera que continúen en 2017, pero para ello hace falta dinero y Stephen Fitzpatrick, director de Manor, ha buscado el apoyo de un nuevo inversor.

Una empresa aún sin rostro y que en un primer momento apuntaba a que provenía del otro lado de las Atlántico, Tavo Hellmund. El promotor de los Grandes Premios de México y EEUU fue el primer en poner en el punto de mira, pero en los últimos días la cosa ha cambiado radicalmente.

Las miradas están puestas ahora en Indonesia y en la empresa Jangonya, una filial de KFC. Y es que la empresa indonesia no es la primera vez que pone sus ojos en el automovilismo, ya desde 2014 forma parte del equipo Campos Racing dentro de la GP2 Series y ahora habrían puesto sus ojos en la categoría reina. Una opción que además abriría la puerta, de nuevo, al piloto Río Haryanto tras los problemas económicos sufridos durante la primera mitad de este 2016.

Por el momento el equipo mantiene silencio, pero no hay duda de que las empresas tienen interés por Manor Racing y sus posibilidades en las próximas temporadas. No de ganar, pero si de plantar batalla en la parte baja de la parrilla.