El piloto de Red Bull ha sido elegido como el mejor deportista de su país de todo el año 2016.

El 2016 ha sido un gran año para el joven piloto Max Verstappen. Después de su inicio de temporada como compañero de Carlos Sainz en Toro Rosso, fue ascendido a Red Bull en el Gran Premio de España, donde aprovechó un toque entre los dos pilotos de Mercedes para conseguir el triunfo. Verstappen finalizó el año en la quinta posición en el Campeonato de Pilotos, con 204 puntos entre ambos pilotos de Ferrari.

Si bien había empezado el año para el holandés bien ha terminado, ya que ha sido elegido como el mejor deportista del año de su país. Su gran temporada a los mandos del RB12 le permite sumar otro triunfo más a su palmares a pesar de su corta edad. Max Verstappen se impuso a otros deportistas neerlandeses como el ciclista Tom Dumoulin, el patinador Sven Kramer, el nadador Ferry Weertman o el windsurfista Dorian Van Rijsselberghe. Verstappen se convierte además en el primer piloto de carreras que logra este galardón después de 65 años de existencia. El jurado, formado por periodistas, destacó el éxito de Verstappen a lo largo de un año de grandes cambios para él. No es el único galardón que recibe en la presente temporada, pues también fue obsequiado por la FIA con los premios a la ‘Personalidad del Año’.

El piloto, que no pudo acudir al acto organizado por el Comité Olímpico Holandés afirmó tras conocer su premio que “desafortunadamente, no puedo estar esta noche. Me siento muy honrado por esta elección, así que muchas gracias. Fue una temporada con muchos momentos bonitos. Claramente, el mejor fue la victoria en el GP de España. Conseguir ese objetivo después de todos estos es muy emocional. Creo que especialmente cada joven que lo esté viendo puede imaginarlo muy bien“.