La quinta jornada del Rally Dakar nos ha dejado una bonita batalla entre los Peugeot y Nani Roma, salvando los colores de Toyota con la segunda posición en la etapa y poniendo su punto de mira en el podio que copan los tres Peugeot de Loeb, Peterhansel y Despres.

Si cre√≠amos que este Dakar 2017 iba a ser f√°cil, est√°bamos muy equivocados. Las distancias han dejado de medirse en minutos y horas para decidirse las victorias al segundo, un terreno que conoce a la perfecci√≥n el piloto Sebastien Loeb. El nueve veces campe√≥n del WRC quiere dejar su sello en la prueba de raid y esta edici√≥n podr√≠a ser la suya, porque se ha adjudicado otra etapa y ya tiene a tiro a¬†Monsieur Dakar en una general que les separa por 1¬ī09″.

Loeb ha liderado la etapa de principio a fin, manteniendo una bonita batalla en la distancia con Peterhansel en los primeros kilómetros de la especial, una pugna que cambio de rival con la entrada de Nani Roma. El piloto de Toyota ha ido de menos a más para terminar la jornada a sólo 44 segundos de Peugeot de Loeb, un gran resultado que ya le permite pensar en un podio copado por los Peugeot y que Nani tiene a menos de un minuto.

Y es que el espa√Īol ha sido el √ļnico que hoy ha resistido al batall√≥n de Peugeot, que ha finalizado con Peterhansel tercero a 1¬ī31″, Despres a 10¬ī33″ y Dumas a casi 12 minutos. Tras ellos Rautenbach ha finalizado sexto con una Toyota Hilux, Bernard s√©ptimo y cierran el top ten los Minis de Terranova y Przygonski, y la Toyota de De Villiers, a casi media hora de los m√°s r√°pidos. Sin duda uno de los m√°s castigados hoy ha sido Mikko Hirvonnen, que se desvanece en la general tras perder m√°s de 40 minutos y que ha cruzado la meta d√©cimo quinto.

Ma√Īana se cierra la primera parte de este Dakar, antes de la jornada de descanso del domingo, y la situaci√≥n no pod√≠a estar m√°s competitiva en los coches. Lidera Peterhansel con 14 horas y dos minutos, seguido de Loeb a 1 minuto y de Despres a casi 5. Un podio al que Nani Roma pone la directa mientras que Hirvonnen necesita un milagro para meter a X-Raid en las posiciones de privilegio porque pierde 42 minutos con Peterhansel y unos 37 con el de Toyota.