El camión de Juvanteny, Criado y González se encalla en el barro mientras rescataba a otros participantes. El equipo español sigue esperando una máquina que les ayude para poder continuar en carrera.

El KH-7 Epsilon Team ha vivido una de las jornadas más duras de su dilatada carrera deportiva en este complicadísimo Dakar 2017. En la quinta etapa, disputada este pasado viernes entre Tupiza y Oruro, en pleno altiplano boliviano, Jordi Juvanteny, José Luis Criado y Enric González quedaron atrapados en el recorrido y todavía continúan allí.

A la altura del kilómetro 125 del día, el KH-7 Epsilon Team se paró a ayudar a salir del barro a varios vehículos, con la mala fortuna que al final fueron ellos los que se quedaron atrapados. Al ser un camión de esas dimensiones y peso, ningún otro vehículo de carrera les pudo sacar.

Este sábado, en la jornada prevista para la sexta etapa, que ha sido anulada por la organización debido a las lluvias torrenciales, el veterano equipo español sigue esperando una máquina que les rescate para poder continuar camino a La Paz. Si lo consiguen, aún deberían comprobar con la organización si pueden seguir en carrera y con qué penalización.

El hecho de no haber etapa hoy y de que mañana domingo tenga lugar el día de descanso les puede dar una oportunidad de reengancharse al Dakar, como es su intención. Pese a este contratiempo, Juvanteny, Criado y González se encuentran en buenas condiciones y con ganas de seguir su aventura en el Dakar.

En cuanto a la situación de la carrera, como en la jornada anterior, el más rápido de la quinta etapa -que vio reducida su especial debido a la lluvia- volvió a ser Gerard de Rooy, a cuyo camión realizan labores de apoyo Jordi Juvanteny, José Luis Criado y Enric González. Gracias a este triunfo, el holandés se coloca también como líder de la general, por delante de la armada rusa de los Kamaz.

Por su parte, el camión de KH-7 figuraba hasta esta última fatídica etapa en la 30ª posición de la general. En la clasificación de la categoría de Producción, Juvanteny, Criado y González ocupaban el cuarto lugar, mientras que en la de 6×6 eran segundos