El Dakar ha comenzado su jornada de descanso antes de tiempo, debido a las lluvias torrenciales, y Nani ha valorado esta primera mitad de forma muy positiva.

Tras cinco etapas, el Rally Dakar ya descansa en el campamento de La Paz tras la cancelación de la etapa de hoy por las intensas lluvias que están azotando Bolivia y que han dejado las pistas prácticamente impracticables para los participantes de la prueba. Criticada por algunos aficionados bolivarianos, esta cancelación era realmente necesaria y Nani Roma cree que Coma y el resto de personal de la ASO han acertado con esta decisión:

“Con las condiciones climáticas que había, ha estado lloviendo toda la noche, era imposible salir. Hoy casi no hemos podido salir del vivac. Estamos esperando para partir hacia La Paz; o sea, creo que se ha tomado la decisión correcta”.

Pero el piloto de Toyota no sólo ha valorado este cambio en el itinerario en la prueba más dura del mundo, también ha valorado el trabajo que está realizando. Tras las bajas de Pons y Sainz, el piloto de Fulgarolas se ha convertido en la única esperanza española en la categoría de coches para ocupar un puesto en el podio de Buenos Aires, y quien sabe si será en la primera posición.

Nani no ha sido uno de los pilotos más explosivos en esta primera mitad, y mientras Nasser Al-Attiyah estuvo en carrera se vio superado por el catarí, pero el español ha tenido algo muy importante en un Dakar tan duro como este: constancia. Sin arriesgar más de lo que debe, pero sin perder mucho tiempo con los pilotos más rápidos, Roma se ha colocado cuarto en la general a 40 segundos de Cyril Despres, tercer clasificado, y a poco más de 5 minutos del primer clasificado. Es más, a pesar de ser el último en llegar a la marca japonesa, el catalán se ha convertido en la única esperanza para frenar a la armada de Peugeot, puesto que De Villiers ya tiene más de una hora de desventaja y el cuarto clasificado, Hirvonnen, ya está a más de 40 minutos de Peterhansel.

“Creo que estamos haciendo la carrera que toca. Después de una semana, estamos cuatro coches en cinco minutos. Ha sido una pena el problema que tuvimos con la gasolina el otro día, que nos hizo perder mucho tiempo… Pero bueno, es lo que tiene esto, que a todos nos han pasado cosas. Si no hubiéramos tenido los problemas que hemos tenido, todos seríamos líderes. Por lo tanto es lo que hay.

“En definitiva, ha sido una semana muy positiva. Está siendo un Dakar muy difícil, con navegación complicada… Sientes que en cada kilómetro puedes perder tiempo si cometes errores. Álex y yo estamos trabajando muy bien, nos encontramos muy bien juntos, estamos sobre todo muy tranquilos. Para ser sincero, en altura nos cuesta mucho seguir a los Peugeot. Ayer lo vimos cuando nos pasaron Stéphane y Loeb, que corrían mucho. Realmente tienen mucha menos pérdida de potencia que nosotros en altura, aparte de que pesan menos, por lo que habrá que esperar a etapas más bajas.

Estas dos jornadas de descanso que tendrán todos los pilotos será fundamental para coger fuerzas y afrontar la segunda mitad con toda la energía. Y no sólo para el piloto, porque en Toyota aún tienen mucho trabajo si quieren que su Hilux pueda batir al 3008 DKR de Peugeot, que en estos momentos copa el podio y cuenta con el cartel de favorito para sumar una nueva victoria para la casa francesa. ¡Ánimo Nani!

“Satisfecho de llegar a la etapa de descanso a cinco minutos del primero. Estamos cuatro coches con opciones de ganar, porque los otros están ya muy distanciados… Pero también tenemos claro que queda una semana muy dura y muy difícil. Quedan etapas muy largas y una maratón, por lo tanto todo puede pasar. Pero muy contentos con lo que llevamos en este Dakar”.