El Club de Pilotos de Gran Bretaña no tiene claro el futuro de Silvertone en la Fórmula 1, pero confía en que los nuevos dueños de la categoría ayuden a mantener el GP de Gran Bretaña en el mítico circuito.

En los últimos días el Gran Premio de Gran Bretaña se ha convertido en el tema de actualidad en torno a la Fórmula 1 debido a los problemas económicos por los que pasa el trazado de Silverstone. Una de las pistas más míticas del certamen y que está controlada por el Club de Pilotos de Gran Bretaña, quien ya habla de la posibilidad de abandonar la competición si las exigencias económicas no se suavizan.

En estos momentos la pista tiene un contrato de cinco años con la FOM, pero en el mismo existe una cláusula que permite romper este acuerdo antes de tiempo y John Grant, presidente del Club de Pilotos de Gran Bretaña, sólo garantiza el Gran Premio de Gran Bretaña hasta la temporada 2019, por lo que entre 2017 y 2018 deberían comunicar a la FOM la actuación de esta cláusula, que exige al circuito que lo haga dos años antes. Pero Grant no pierde la esperanza y confía en los nuevos dueños de la Fórmula 1, Liberty Media, para asegurar el futuro de Silverstone:

“Unas cuantas cosas están a nuestro favor. El cambio impasible de propietarios en la Fórmula 1 debería ayudarnos a medio-largo plazo. Liberty parece que entiende nuestro punto de vista. Necesitamos reequilibrar la situación económica. Exploramos varias formas de inversión y hablamos con varias partes interesadas”

“Si usamos la cláusula, no lo veo como el fin del mundo, sino que es una base para una futura negociación. No lo vemos como una cláusula irrevocable. Hay argumentos de gran calibre que apoyan la inversión en Silverstone, pero entendemos que la Fórmula 1 se ve como un deporte de ricos. No creo que un préstamo de dinero sea posible políticamente hablando, pero otra forma de apoyo público quizá sí”

“Hemos tenido mucho apoyo en este proyecto. También municipios y empresarios se han unido para aportar gran parte del coste total. Esto es un gran paso adelante porque se proyectan unos 500.000 visitantes al año. Esta afluencia aporta también la opción de construir un hotel, algo que está en nuestra lista de deseos desde hace años. Con todo esto en funcionamiento, la sensación general es de optimismo y no estamos tan presionados a cerrar un acuerdo de venta de la instalación”

Y es que las intenciones de Silverstone de abandonar la Fórmula 1 han mantenido a Ecclestone impasible, puesto que ha asegurado que ya han recibido comunicaciones de dos circuitos para albergar el Gran Premio de Gran Bretaña si este trazado decide rescindir su contrato con la FOM.