Los pilotos del equipo Honda siguen demostrando que este era su Dakar y Gonçalves se hace con la etapa seguido de Barreda. Lucha entre Farres y Van Beveren por el podio y Karyakin ya toca la victoria en quads.

Penúltima etapa del Rally Dakar y los pilotos del equipo Monster Energy Honda no pierden la esperanza de seguir recortando tiempo en la general y siguen demostrando que la decisión de repostar en la etapa 4, dirección del equipo, ha arruinado su oportunidad para frenar el ciclón de KTM.

Gonçalves ha sido el más rápido en el día de hoy 3h 18′ 47″, lo que le ha permitido ser un minuto más rápido que su compañero de equipo. Joan Barreda, que hoy habría pista de nuevo, está dando una auténtica lección de pilotaje y hoy ha ido de menos a más para hacer una tremenda parte final y recortar más de un minuto en los últimos controles de paso. Y siguiendo a los pilotos de Honda ha terminado la Yamaha de Van Beveren, que se ha quedado 2′ 38″ del más rápido y se enfrasca en una lucha con Farres por el podio.

Y es que el piloto de Himoinsa hoy se cae del podio tras lograr hoy el cuarto mejor crono, perdiendo unos 4 minutos con su rival para conseguir la tercera posición en la general. Sin duda una lástima porque el piloto español está haciendo un gran Dakar y hoy ha vuelto a batir a las KTM oficiales de Sunderland y Walkner, que hoy se han quedado a 7 y 10 minutos de Gonçalves.

También ha destacado la actuación de Juan Pedrero, que ha vuelto a batir a Metge, su compañero de equipo, y se acerca al top ten de la general; y Laia Sanz vuelve a terminar una etapa dentro de los veinte primeros a 22′ 49″ del más rápido. Mientras que la parte negativa la ha puesto Iván Cervantes, que hoy ha sufrido una caída y no ha podido reparar su KTM, lo que le ha obligado a abandonar la carrera a sólo un día de Buenos Aires.

En la general el líder sigue siendo Sunderland, que está a poco más de 60 kilómetros de convertirse ene l nuevo campeón del Dakar en la categoría de motos. Al británico le sigue su compañero Walkner, que pierde 33′ 09 con la otra KTM oficial y que aventaja en cuatro minutos al tercer clasificado. Y aquí es donde llega la gran lucha del Dakar porque hoy Van Beveren, piloto de Yamaha, ha conseguido arrebatarle la posición a Gerard Farres, que mañana tiene 64 kilómetros de especial para 11 segundos y conseguir completar un monopolio de KTM en el podio y llevar a Himoinsa, un equipo privado de origen español, al podio de Buenos Aires.

Barreda es quinto a sólo 10 minutos del podio, lo que demuestra que este era su año y que de no ser por el error de Honda sería el ganador de este Dakar; Juan Pedrero se acerca a las diez primeras posiciones y ya es 13º a 10 minutos de Salvatierra, décimo clasificado y Laia Sanz le sigue dos puestos por detrás a menos de 30 minutos.

Y si en motos la general está prácticamente decidida, en los quads sólo un fallo mecánico podría impedir la victoria de Karyakin. El ruso hoy ha vuelto a dominar la general con más de veinte minutos de ventaja con Domaszewskiy y casi 24 sobre Sonik, que ha estado muy desaparecido en esta edición del Dakar. Y el segundo clasificado en la general, el chileno Ignacio Casale, hoy ha salido a conservar su máquina y mantener la segunda posición, lo que le permitiría terminar la prueba en el podio después de 2 abandonos consecutivos.

Karyakin tendrá mañana que mantener vivo su quad si quiere hacerse con la prueba porque cuenta con una ventaja insalvable con Casale, quien también cuenta con un buen colchón de tiempo con su máximo perseguidor.

[Pendiente de actualización con la llegada de más pilotos]