El Rally Dakar 2017 ha puesto punto y final y, en la categoría de coches, hemos vuelto a asistir a un dominio absoluto del equipo Peugeot Sport. Peterhansel ha conseguido batir a un Loeb que se ha visto con opciones de poner una nueva muesca en su palmares; Despres ha finalizado en el podio. Nani ha salvado a una Toyota de más a menos y Mini ha estado inexistente. 

Después de 12 jornadas, el Rally Dakar llega a su fin y la marca Peugeot ha vuelto a dominar la categoría de coches con un nuevo 3008 DKR que se ha mostrado muy sólido en todo tipo de superficies. Un gran coche, un proyecto muy potente y unos pilotos de calidad, los franceses ha puesto, un año más, toda la carne en el asador y ahora recogen el fruto de todo ese trabajo. Lástima que Sainz no haya podido formar parte de esa batalla final.

Si bien parecía que este año las Toyota Hilux podrían frenar el ciclón Peugeot gracias al nuevo reglamento y a la llegada de Nasser Al-Attiyah al equipo, todo ha quedado en nada. El catarí empezó muy bien y fue el rival a batir durante las primeras jornadas, pero un accidente le dejó fuera de carrera en la primera semana y los Peugeot comenzaron a marcar su propia ley. Primero con Carlos Sainz, que llegó a estar líder, y más tarde con la armada francesa. El Matador de pasó de la gloria al abandono en un sólo día y el problema estuvo en una curva de derechas que el madrileño tomó demasiado rápido y tocando el interior de la misma, lo que catapultó su 3008 DKR por un barranco de entre 15 y 20 metros, dejándolo sin opciones de seguir en carrera.

Con Sainz fuera, hemos sido testigos de una gran batalla entre Sebastien Loeb y Stephane Peterhansel. EL nueve veces campeón del WRC llegaba a este Dakar con opciones de victoria y por momentos la tocó con la punta de sus dedos, pero no debemos olvidar que enfrente tenía al rey de esta disciplina. Compitiendo con cabeza y sabiendo leer la carrera, Moussier Dakar fue ganando posiciones hasta colocarse líder demostrando que en esta prueba no todo el la velocidad. Llegando al último día con algo más de 5 minutos de ventaja, Peterhansel se ha limitado a mantener la distancia con Loeb para sumar su décimo tercer título en el Dakar, el séptimo en coches, lo que sigue alargando su palmares en la prueba más dura del mundo del motor.

Siguiendo la estela de estos dos pilotos ha terminado Cyril Despres, que por fin ha conseguido empezar a despuntar en coches. Tras un mal Dakar en 2016, el campeón en motos ha ido de menos a más y ha conseguido completar un monopolio de Peugeot en el podio, a pesar de que por momentos su posición peligró ante la amenaza de Nani Roma.

Como ya decíamos, Toyota ha sido una de las grandes decepciones en este Dakar. Tenían una gran oportunidad para conseguir el título pero la caída de Nasser marcó un punto de inflexión en la marca japonesa que sólo vio la luz, y por momento, con el piloto de Fulgarolas. Roma llegó a estar tercero y confiaba en las últimas etapas para batir a Cyril, pero finalmente no ha podido con el francés y, aunque manteniendo la cuarta posición en la general, se ha visto superado por De Villiers y Terranova. La segunda Hilux oficial termina en la quinta posición.

Pero si Toyota ha sido una de las grandes decepciones, ¿qué decir de Mini? Por momentos ha parecido que el equipo X-Raid ya no estaba en carrera porque no han estado en la lucha por la victoria en ningún momento. Mikko Hirvonen consiguió salvar los intereses del equipo en las primeras etapas, manteniéndose entre los 6 primeros, pero pinchazos y pérdidas de tiempo, debido a la navegación, han terminado de hundir al finlandés, que se vio obligado a abandonar a dos jornadas del final. Por suerte para Mini, Orlando Terranova a estado fuerte en estas últimas etapas, con el regreso del Dakar a Aargentina, y ha peleado contra los Toyota en las etapas, aunque finalmente termina sexto a casi 2 horas del líder.

Debemos destacar la actuación de Xevi Pons, que en los primeros compases de la carrera estuvo en la lucha por als primeras posiciones. El piloto de Ford demostró que la Ranger puede ser rápida, aunque ello obligue a tomar demasiados riesgos y eso haya provocado el abandono antes de tiempo. Pons no tuvo la oportunidad de demostrar todas las cualidades de su coche y en la tercera etapa tuvo que regresar a España.

Y por supuesto no nos podemos olvidar de cuatro coches, más modestos que los punteros pero que han dejado grandes sensaciones. En primer lugar del equipo Acciona, que han llevado el 100%EcoPower a la meta de Buenos Aires por primera vez desde que el proyecto se puso en marcha hace tres años. Un gran logro para la empresa española que se cuela en la posición número 52 y se convierte en el primer eléctrico que terminar el Dakar.

Isidre Esteve y Cristina Gutiérrez son también unos pilotos a los que queremos nombrar por su gran trabajo. El primero, venciendo a una discapacidad y haciendo, a la vez, una labor deportiva y de investigación médica; mientras que Cristina consigue completar el Dakar en coches en su primera participación, siendo la primera mujer que lo logra en coches. Esteve logra la posición 35 y Gutiérrez la 44, ambos con monturas de Mitsubishi y con el apoyo de la marca en España. ¡Unos grandes!

Y, ¿cómo no? el incombustible Xavi Foj. El piloto catalán, toda una leyenda en el Dakar, ha vuelto a completar un recorrido que ha puesto en apuros a su Toyota modificado pero Foj ha podido con todo y llega a Buenos Aires para demostrar que la categoría T2 es posible con poco. 

Aquí termina nuestro seguimiento de este Rally Dakar 2017, ahora tenemos 12 meses por delante para volver a cargar las pilas y ver si en 2018 nuestra armada, en la que esperamos volver a ver a Sainz y Roma luchando por la categoría de coches, a Pons con un proyecto mejor y a los más modestos, pero también los más trabajadores, volviendo a cumplir su sueño y vencer al frío, el calor, las dunas y las inclemencias del tiempo.