Los Kamaz recuperan su reinado entre los elefantes del desierto ante un De Rooy que se ha visto arrollado por la marca rusa. Llovera consigue la posici√≥n 24¬™ y Juvanteny salva la categor√≠a con su 6×6.

Después de 12 jornadas, el Rally Dakar llega a su fin y los caminos de latinoamerica han dejado de temblar, los elefantes del desierto apagan sus motores con una nueva victoria para Kamz. Los rusos recuperan así el trono que perdieron en 2016 en manos de De Rooy con dos de sus tripulaciones en el podio y la tercera unidad del 4326 en la quinta posición.

Tras presentar un nuevo camión, al estilo del Iveco torpedo de De Rooy, Kamaz se ha visto obligado a dar un paso atrás y presentarse a una nueva edición del Dakar con su característico camión blanco y azul. Un modelo que se ha vuelto a imponer a la estructura holandesa gracias a su constancia a un trabajo en equipo envidiable, ascendiendo poco a poco en la general pero haciéndolo juntos; mientras que De Rooy se iban quedando sólo frente a los zares.

Sotnikov y Nikolaev han librado una gran batalla en estas √ļltimas jornadas que finalmente se ha decidido en favor del dorsal 505. Nikolaev ah conseguido batir a su compa√Īero de equipo a escasas etapas para el final, aumentando d√≠a a d√≠a la ventaja para cerrar la 39¬™ edici√≥n del Dakar con 18′ 58″ entre ambos. Mientras tanto, Mardeev, se ha tenido que conformar con la quinta posici√≥n de la general tras no poder con los Iveco de De Rooy y Villagra.

El holand√©s, quien domin√≥ buena parte del Dakar, se ha visto superado por unos Kamaz que han atacado en bloque, mientras que sus compa√Īeros de equipo han sido incapaces de seguirle el ritmo, salvo en la parte final. Adem√°s De Rooy, que cuenta con el copilo Moi Torrallardona, se ha visto penalizado con la cancelaci√≥n de la novena etapa, en la que ten√≠an planteado su mayor ataque. Y es que el holand√©s se ha mostrado especialmente enfadado con las condiciones climatolog√≠as en Bolivia y ha llegado a afirmar que si en 2018 el recorrido entra en ese pa√≠s no acudir√° al Dakar. El √ļnico Iveco que ha conseguido estar al nivel en las √ļltimas jornadas ha sido el del Coyote Villagra, que ha plantado cara a los Kamaz con el regreso de la prueba a Argentina pero que tiene que conformarse con la cuarta posici√≥n en la general, un puesto peor que en 2017.

Pero este Dakar no s√≥lo ha sido cosa de Iveco y Kamaz. Las complicadas etapas han dado oportunidad a otras marcas y hemos visto como el proyecto de Renault, con Van der Brink a los mandos, ha conseguido hacerse con alg√ļn scratch, o incluso el Maz de Vasilevski. Siendo el Tatra de Loprais la mayor decepci√≥n en camiones, se ha notado la falta de Ferran Marco en un recorrido de tanta navegaci√≥n.

En camiones tenemos que hacer una menci√≥n especial al andorrano Albert Llovera, que ha vuelto ha completar el Dakar a pesar de su minusval√≠a. El andorrano ha conseguido una meritoria 24¬™ posici√≥n a pesar de los m√ļltiples problemas que ha sufrido y conetapas en las que ha llegado al vivac bien entrada la noche.

Y si hablamos de camiones tenemos que hablar de ese √°ngel de la guarda de la categor√≠a que viste de naranja. Jordi Juvanteny ha vuelto a ser el piloto de la experiencia en este Dakar y gran parte de los participantes le deben a √©l haber llegado a meta. Y es que a lo largo de esta prueba le hemos visto sacar coches y camiones de zonas imposibles gracias a su MAN 6×6,pero tambi√©n tomando el control de una excavadora para liberar a varios camiones del barro. Finaliza en la posici√≥n 31¬™.

Aqu√≠ termina nuestro seguimiento de este Rally Dakar 2017, ahora tenemos 12 meses por delante para volver a cargar las pilas y ver si en 2018 contamos con alg√ļn piloto espa√Īol luchando por la victoria, o por lo menos con un gran proyecto como el de Pep Vila en las √ļltimas temporadas. Por supuesto esperamos ver de nuevo a Albert Llovera demostrando que no su minusval√≠a no es una limitaci√≥n para ser r√°pido con un elefante del desierto o a Juvanteny dejando claro lo que es la aut√©ntica “deportividad dakariana”.