El Dakar se ha convertido en la emisión estrella de Teledeporte durante las dos primeras semanas del año con el regreso de Marc Martín.

El motor sigue teniendo su espacio dentro de la televisión pública y en este 2017 hemos podido ver, una vez más, como el Rally Dakar es un evento capaz de enganchar a mayores y pequeños durante dos intensas semanas de enero. La prueba más dura del mundo se ha podido ver a través del canal Teledeporte, de Televisión Española, y etapa a etapa ha ido conquistando a los aficionados para convertirse en el contenido más visto de la cadena.

Una 39ª edición del Dakar en la que el periodista Marc Martín, quien también es el encargado de narrar los resúmenes de Fórmula 1 y llevar el programa Box TDP, se reenganchaba tras un corto, y criticado, paso de Toni Burón en 2016. Martín ha contado con la colaboración de Carlos Sotelo y Rafa Tibau, dos habituales en estas emisiones, y con invitados de gran nivel como Luis Moya, Xevi Pons o Jaime Puig. Además de la presencia de Paco Grande y el cámara Ashley Pla, quienes se han convertido en unos “expertos” de la aplicación Skype.

Las emisiones comenzaron con un previo el día 1 de enero, un programa especial en el que Martín y Tibau contaron con la presencia de todos los pilotos españoles y andorranos que han participado en esta edición del rallye, y que apenas consiguió reunir a 96.000 aficionados. Pero esto sólo era un previo y la gente tenía ganas de ver acción, cosa que quedó patente rápidamente con la llegada de las primeras etapas, que gracias a los buenos resultados de Pedrero, Pons o Sainz consiguieron reunir a más de 300.000 espectadores en la emisión de Teledeporte. Datos que tras el abandono de Carlos Sainz caerían en picado hasta los 251.000 el día de su accidente y continuarían bajando en las siguientes etapas hasta el mínimo de este año en la sexta etapa. Mientras que la segunda semana remontó las audiencias gracias a una batalla titánica entre Peterhansel y Loeb en coches, las opciones de podio de Farres en motos y el ataque de la armada de Kamaz a De Rooy en camiones.

Los responsables del Dakar han tenido un duro rival este año, como han sido las lluvias torrenciales que han obligado a cancelar dos etapas, pero el equipo televisivo en España también ha tenido un gran contrincante en Teledeporte: el balonmano. Las dos semanas de competición en latinoamerica han coincidido con la celebración del Mundial de Balonmano en Francia, peor aún así el equipo de Marc, Rafa y compañía han conseguido batir a este certamen y se han convertido en la emisión más vista del canal en 10 de 12 etapas, y también el día de descanso. Grandes datos que le permiten cerrar esta edición con una audiencia media de 224.867, que se eleva hasta 252.230 si sólo contamos desde el prólogo hasta la última etapa, que son los días que se ha emitido de seguido, y que supera la media de 2016 en casi 25.000 espectadores.

No hay duda de que el Dakar gusta en España y que Teledeporte está sabiendo hacerlo cada vez más atractivo para los aficionados. Es cierto que nos gustaría tener más imágenes, pero la ASO otorga los mismo vídeos a todas las televisiones y TVE los complementa con buenos reportajes de Paco Grande y Ashley Pla. Además sus enviados especiales han implementado este año el uso de Skype, lo que ha permitido tener imágenes en directo y noticias de última hora contadas directamente desde los campamentos de Bolivia y Argentina en prácticamente todas las etapas.

Y es que el trabajo de Televisión Española con esta prueba no ha pasado desapercibido entre los aficionados conectados a la red, que han llevado en un par de ocasiones el hastag #DakarTVE a la lista de tendencias de Twitter, destacando los datos del día 4 enero que la etiqueta fue uno de los temas más comentados durante 10 horas. Aunque entre todos esos mensajes no han faltado las típicas críticas hacia Rafa Tibau, que en 2016 se centraron por sus comentarios hacia Daniel Elena (copiloto de Loeb) y este año, en menor medida, han estado relacionadas con Xevi Pons y el alto ritmo que llevó en las dos primeras jornadas.

En España ya ha quedado claro que los deportes de motor se mueven por fanatismo, ya sea Fernando Alonso en la Fórmula 1 o Marc Marquez en MotoGP, pero lo cierto es que el Dakar es un caso a parte. Por supuesto que cuando un piloto español cuenta con opciones de victoria las audiencias se disparan, pero los aficionados también saben valorar el alto esfuerzo de los participantes y seguir a pilotos de fuera (Loeb este año ha tenido una gran legión de fans), lo que permite que el Rally Dakar se convierta todos los años en un contenido que no puede faltar en Teledeporte.