Niza ya cuenta con la Calle Jules Bianchi, el homenaje de la conocida ciudad francesa al piloto de Fórmula 1 fallecido en 2015.

Hace poco más de un año y medio el mundo lloraba la muerte del piloto Jules Bianchi, que fallecía en Niza tras el accidente sufrido en el Gran Premio de Japón de 2014. Tras 10 meses luchando por su vida, el ex-piloto de Marussia nos dejaba y la Fórmula 1 se quedaba sin un futuro campeón. Una tragedia que hoy han recordado en Niza, donde ha tenido lugar un homenaje a Bianchi que ha finalizado con la colocación de placa “Rue Jules Bianchi“.

Tal y como había afirmado el alcalde de Niza, Philippe Prada, la Rue du Sapin cambia de nombre y ahora rinde homenaje a su piloto natal, Jules Bianchi. Un acto presidido por 6 fotos de Jules en un escenario al que se ha subido Christian Estrosi, responsable de la zona urbana de Niza, para dedicarle unas palabras al piloto:

“Esta noche la ciudad de Niza homenajea a Jules Bianchi, pero también la alegría, la vitalidad y la voluntad de ganar. Si he luchado tan duro para el regreso de la Fórmula 1 en Le Castellet es también un homenaje a Jules Bianchi”.

Ahora Niza cuenta con una calle de unos 370 metros de longitud con el nombre de uno de los pilotos más queridos en la Fórmula 1 de la última década. Bianchi era admirado por su actuación dentro y fuera de la pista, y a partir de hoy será recordado cada día por todas aquellas personas que pasen por el barrio de Saint-Isidore.