El equipo McLaren ha llegado a un acuerdo con la empresa Stratasys para mejorar su tecnología de impresión 3D y acelerar así el desarrollo de los monoplazas de Fórmula 1.

La empresa Stratasys y McLaren Racing han llegado a un acuerdo de colaboración en busca de mejorar la tecnología de impresión del equipo de Woking. El grupo formado en Minnesota es todo un especialista en la impresión en 3D, contando las últimas y más avanzadas tecnologías, lo que les ha convertido en todo un referente en el sector y les llevará a la Fórmula 1 junto a McLaren. Y es que este acuerdo tendrá su efecto en el nuevo monoplaza de Fernando Alonso y Stoffel Vandoorne, el MP4-32.

McLaren ya daba una gran importancia a la utilización de tecnologías de impresión 3D en el desarrollo de sus coche de competición, pero gracias a Stratasys espera mejorar los tiempos de fabricación, lo que tendrá su repercusión en los costes de fabricación del monoplaza. Estas han sido las palabras de Eric Boullier, jefe de McLaren:

“La capacidad de construir, amoldar y evaluar nuevos componentes es un activo incalculable para cualquier equipo de carreras dinámico y ambicioso. Nuestro acuerdo con Stratasys no sólo aumentará nuestro valor en ese ámbito, sino que también nos permitirá explorar dinámicamente y utilizar las innovaciones de sus impresoras 3D. La apuesta del automovilismo por prototipos rápidos y otras construcciones ha quedado constatada y estamos ansiosos por recibir un buen servicio en nuestra alianza con Stratasys”.

Pero este contrato de colaboración no sólo beneficiará al equipo de Fórmula 1. Desde Stratasys confían en que los datos de fabricación tendrán dos direcciones y que ellos podrán mejorar así sus productos en campos tan importantes para ellos como el automovilismo y la industria aeroespacial, donde la tecnología 3D está permitiendo la creación de prototipos o piezas de robots espaciales. Ilan Levin, responsable de la empresa estadounidense así lo ha declarado en el comunicado emitido por McLaren:

“Estamos encantados de trabajar con un socio tan incansable, visionario y ambicioso. McLaren aprovechará nuestros casi 30 años de experiencia en las impresoras 3D y otros materiales para asentarse como referencia en el desarrollo tecnológico en el automovilismo. Stratasys también recibirá información y datos en base a las aplicaciones de alto rendimiento que se utilizan en el automovilismo, y que podremos aplicar posteriormente a nuestros clientes en el campo del motor y la industria aeroespacial. Al mismo tiempo, McLaren se beneficiará de una productividad superior, la precisión en la ingeniería y una amplia gama de materiales que llegan de nuestras impresoras en 3D”