Alberto Monarri se queda sin equipo con la salida de Mitsubishi y cuenta con muy poco tiempo para formar un nuevo proyecto para el Nacional de Asfalto. 

Mitsubishi ha decidido poner punto y final a su andadura en el Campeonato de España de Rallyes de Asfalto, aunque quizás debería haber pensado más en sus pilotos. La marca japonesa logró en 2016 convertirse en el dominador del certamen gracias a la gran labor de García y Monarri, a los que ahora ha dejado casi sin tiempo para reaccionar y conseguir un programa.

En el día de ayer los dos pilotos fueron informados de la decisión de Mitsubishi y Repsol, una noticia que cogía a Alberto Monarri por sorpresa. El madrileño estaba centrado en la temporada 2017, para la cual esperaba poder luchar por las victorias y quien sabe si también por el campeonato, en la que sería su segunda temporada completo con el Evo X. Un coche que ya está terminado y el cuál iban a probar en una fecha ya marcada en el calendario, tal y como afirma Monarri en su comunicado:

“Apenas faltan dos meses para empezar un nuevo año, en el que teníamos toda la ilusión del mundo por trabajar y pelear por el título, y en el día de ayer Mitsubishi España se puso en contacto con nosotros para anunciarnos que el equipo formado por Cristian García y yo mismo, no tendría cabida en sus planes para esta temporada. Los dos coches, dos Mitsubishi Evo X R4, ya estaban siendo preparados en las instalaciones de Roberto Méndez, y ya teníamos las fechas cerradas para hacer los primeros test de cara al rallye de Córdoba”.

Este cambio de planes de Mitsubishi España y de la petrolera nacional ha llegado demasiado tarde, un caso muy similar a lo que ocurrió en el Mundial de Rallyes con el equipo Volkswagen Motorsport. Monarri no tiene claro su futuro, pero por el momento no cuenta con los apoyos necesarios para poner un coche en la salida del Sierra Morena, aunque RMC Motorsport ya ha comunicado que va a trabajar con los dos pilotos para conseguir los patrocinadores necesarios. Estas han sido las palabras del madrileño:

“Sin más, anunciaros aquí nuestra falta de apoyo y de patrocinador, por lo que a día de hoy, la temporada 2017 será una temporada vacía para nosotros, en gran parte, debido al poco margen de actuación que nos deja esta situación. No quisiera cerrar estos párrafos sin dar las gracias a todos los que nos han apoyado este año, a mis patrocinadores, equipo, familia, compañeros y a mi copiloto, Rodrigo Sanjuán. Deportivamente hablando, he conseguido mis mejores logros y sin ellos no habría podido llegar hasta aquí”.

Veremos como evoluciona la situación en los próximos días, aunque se plantea un año duro para Alberto Monarri. El madrileño acumula 14 temporadas en el Nacional de Asfalto, aunque no todas completas, y se ha subido a todo tipo de vehículos: desde los más modestos como el Dacia Sandero o el Swift Sport, hasta grandes proyectos como Subaru Impreza WRX de 2009 o el Evo X R4+ en 2016. Una carrera deportiva que le ha llevado a tomar parte en más de 70 pruebas, logrando una victoria, 5 podio y 348 puntos.