El piloto asturiano Ángel Paniceres ha confesado a los micrófonos de Radio Marca Asturias que a día de hoy no tiene un programa para ninguna categoría, ni nacional ni regional. Y Fran Cima se queda sin programa tras un paso atrás de Renault.

 

Una vez más el programa Marca Motor Asturias nos jeda titulares y en el día de hoy tenemos que lamentar la situación en la que se encuentra Ángel Paniceres. El ex-piloto oficial de Opel España ha confirmado que no encuentra los apoyos necesarios para ponerse a los mandos de un coche de carreras, ni a nivel nacional ni para el campeonato de Asturias. Además Fran Cima se plantea volver al Clio R3T tras un paso atrás de Renault que le cierra las puertas de la categoría N5.

El asturiano se ha visto perjudicado por la salida de Opel España del Campeonato de España de Rallyes de Asfalto, donde permitía que el Opel Motorsport Team Spain se haya mantenido en competición. Una curiosa decisión ya que han sido los claros dominadores de la categoría R2, en la cual estaba participando el Adam, y que ha dejado a Paniceres sin apoyo. De poco han servido las conversaciones del asturiano con la filial de la marca en España, que incluso propuso la participación en la categoría Junio del Campeonato de Europa de Rallyes. Estas han sido sus palabras:

“Todos los proyectos que teníamos en mente, con Opel y con otras marcas, no se van a poder hacer. No hay apoyos ahora mismo, ninguno, y me encuentro que Ángel Paniceres no va a ser posible que corra ni el campeonato de España, ni de Asturias, ni de nada”.

“Teníamos en mente, ya que Opel no quería seguir apoyando en el Campeonato de España, les plantemos el Europeo Junior. Sabíamos que Opel tenía una estructura en el europeo para afrontar ese campeonato, y también se calló. No disponíamos del dinero que se pedía y el apoyo era pequeño”.

Por otro lado el también asturiano Fran Cima repetía las malas noticias sobre su proyecto Maxi Rally junto a Renault en este 2017. El campeón de la categoría R3T en 2015 ha estado trabajando durante los últimos 3 meses para conformar un programa completo en España con el apoyo de la marca francesa a los mandos de un Maxi Rally. Un proyecto que se ha caído hace apenas unos días por los recortes económicos de la marca y que dejan al asturiano, a falta de un mes y medio, sin opciones para correr. Una situación que el propio Cima ha contado así:

“Llevábamos ya desde el mes de septiembre trabajando con Renault para llevar a cabo el proyecto de un Maxi Rally. Lo teníamos todo preparado, tanto la estructura del equipo como el presupuesto necesario, y hace apenas unas semana se nos caía todo por culpa de una obligaciones de Renault, unos eventos a nivel nacional y de alguna manera tenían que recortar de lo nuestro. Nos vemos a unas siete semanas el inicio del campeonato sin programa y sin un objetivo claro”.

“No esperábamos quedarnos tirados, y menos a tan poco tiempo de la primera carrera. Pero es lo que hay y tenemos que seguir luchando”.

Fran Cima no tira la toalla y ahora se plantea estar presente en una copa, lo que le permitiría ingresar dinero en cada una de las pruebas, y en especial en la Iberia Clio R3T. En España la Copa Suzuki Swift es la opción preferida de los pilotos, ya que los premios son mejores, pero Cima no quiere perder el ritmo y para ello necesita un coche más competitivo que el modelos Swift Sport N3. Estas han sido sus palabras:

“El coche es del concesionario Leomotor, no es propiedad nuestra, pero tenemos la posibilidad de repetir el trofeo. Mejor que quedarse en casa, pero es difícil”.

Dos malas noticias para el panorama nacional, que pierde dos jóvenes promesas del rallye. En el caso de Cima aún hay la esperanza de verle luchar de nuevo en la Clio R3T, en la que se tendrá que enfrentar a Bouza y Pérez como grandes rivales; pero Paniceres se encuentra con una situación más incierta. Al ex-piloto de Opel aún le queda la esperanza de continuar ligado al proyecto de la marca en Canarias, donde está desarrollando una copa con el Adam S.