M-Sport y Adapta ya han terminado el montaje de la cuarta unidad del Ford Fiesta RS WRC ’17, la primera privada y que debutará en Suecia con Mads Ostberg al volante.

El proyecto privado de Mads Ostberg ha dado otro paso más y por fin cuenta con un Fiesta RS WRC de última generación terminado. M-Sport y Adapta Motorsport, equipo del padre de Ostberg, han trabajado codo con codo para tener lista esta unidad del Fiesta, la primera privada, para la segunda prueba del Mundial de Rallyes: El Rally de Suecia.

A falta de poco más de una semana para que los motores del WRC vuelvan a rugir por os bosques de Suecia, Mads Ostberg ha confirmado que su nuevo coche está listo. El noruego debutará en este 2017 en la segunda prueba del calendario con un Fiesta de 2017 gracias al equipo Adapta Motorsport, quien gestionará el vehículo a pesar de que sea inscrito con M-Sport. Un proyecto que ha salido adelante gracias al apoyo de su padre, dueño del equipo noruego y de su principal patrocinador OneBet. Estas han sido las palabras de Mads Ostberg para el medio Autosport, donde confirma que esta semana contará con jornadas de test:

“Va a ser un gran reto para mí y para el equipo. Todo va a ser un poco estresante mientras tratamos de ordenar cosas. Si todo funciona deberíamos tener unos días de prueba con el coche este fin de semana, pero eso no va a darme nada como la experiencia que otros tienen con estos coches desde los últimos seis meses. Estoy muy emocionado de volver a trabajar con mis propios hombres. Esto es lo que queríamos. Queríamos estar corriendo con dos Fiesta WRC 2017 más pronto que tarde. Va a ser un año emocionante, pero como dije, va a ser un gran paso en Suecia con tan poco tiempo en el coche. La idea es ir a por el podio, he tenido buenos resultados en los últimos años”.

El noruego no ha podido realizar el mismo número de kilómetros que sus rivales a los mandos de los nuevos vehículos. La peculiaridad de contar con una estructura privada no le ha permitido realizar los test con el equipo de Malcom Wilson y su ausencia en MonteCarlo le ha impedido tomar la primera toma de contacto en competición al mismo nivel que el resto de participantes. Aún así se ha estado preparando para el Rally de Suecia disputando el KNA Rally Finnskog con un Fiesta R5 y en diversas jornadas de test en la nieve. Una preparación que nos ha permitido ver la decoración que se prevé para el nuevo WRC: negro, rojo y blanco.

Mads está más que motivado, el coche ya está ensamblado y el equipo Adapta Motorsport con ganas de regresar al Mundial de Rallyes. En Suecia veremos donde se encuentra en noruego, el que seguro que hará un rally de menos a más ya que se irá adaptando al vehículo con cada kilómetro. Ahora sólo falta que M-Sport termine el Fiesta de Martin Prokop y la apuesta privada estará completa.