mercedes red bull

La marcha de Sebastian Vettel y la llegada del poderoso Mercedes a las pistas propició que el anterior dominador de la Fórmula 1, Red Bull, se viniese abajo en el protagonismo diario en las pistas. Y pese a que podríamos decir que ha sido la escudería que mejor ha mantenido el tipo durante este acoso y derribo de tres años de Mercedes, en Red Bull quieren volver a pelear por las carreras, y aprovechar que tienen una de las mejores parejas de pilotos de su historia, si no la mejor.

Así lo ha declarado Christian Horner, el jefe del equipo: “Estamos trabajando en un paso adelante. El año pasado estuvimos más cerca de Mercedes, y creemos que podremos estar más cerca si acertamos con ese paso adelante en el motor”. Sin embargo, Horner asegura que todavía es pronto para decir dónde estará cada equipo: “La temporada que viene es como un folio en blanco, es difícil saber dónde estarán los otros equipos”. Pese a esto, Horner asegura que “Mercedes será el rival a batir”.

“Si hacemos un buen progreso con el motor, tenemos dos pilotos capaces de pelear con Mercedes”, ha asegurado Horner. Además, Horner ha expresado su optimismo por el cambio de normativa del 2017: “Estos monoplazas van a ser realmente impresionantes. El coche es más físico, más rápido y vuelve a los orígenes”.