Las palabras del CEO  de Bugatti y Betley reabren los rumores que sitúan al Grupo Volkswagen en la Fórmula 1. Pero, ¿esto es posible después de cancelar el equipo del WRC?

Volkswagen y la Fórmula 1, la Fórmula 1 y Volkswagen, dos empresas que tarde o temprano han de encontrarse en algún punto. Durante los últimos años los rumores han sido constantes sobre una posible llegada de la marca alemana, o de alguna de sus filiales, a la categoría reina del automovilismo. Unos comentarios que parecían apaciguados tras el escándalo del DieselGate, pero el CEO de Bugatti y Betley ha reabierto el debate tras unas declaraciones.

Wolfgang Dürheimer, máximo responsable de las dos marcas de lujo del grupo, ha encontrado en la salida de Bernie Ecclestone y la llegada de Liberty Media la oportunidad para que las marcas de automóviles más fuertes del mundo lleguen a la Fórmula 1. Estas fueron las palabras que han incendiado las redes sociales, que incluso muestran diseño de un posible Bugatti F1:

“Desde mi punto de vista, este tema está siendo mezclado de nuevo. Esto es un absoluto comienzo por reconocer. Si se reconoce un nuevo comienzo tan nuevo, entonces por supuesto debemos también poner las decisiones previas a prueba y revaluarlas”.

Pero estas palabras tenemos que cogerlas con pinzas y analizar la situación del conglomerado. Volkswagen no pasa por sus mejores momentos, algo que quedó patente con la retirada del programa Volkswagen Motorsport en el Mundial de Rallyes tras 4 años ganándolo todo. Una reducción de costes que vino acompañada de la salida de Audi del Mundial de Resistencia, ya que las multas que tienen a lo largo y ancho del mundo son realmente cuantiosas. Y estas decisiones son las que hacen que la llegada del Grupo VAG a la Fórmula 1 sea más difícil que nunca debido a los altos costes de la competición, tal y como hemos visto recientemente con el equipo Manor Racing.

Aunque por otro lado, el camino que está llevando la categoría comparte destino con los planes de la marca. La Fórmula 1 busca ser un “deporte verde”, más ecológico, y Volkswagen está en pleno desarrollo de su gama eléctrica. Además Bugatti es una empresa centrada en construir los coches más rápidos del planeta, de hecho su última creación cuenta con el honor de ser el modelo de calle más veloz, y ya han estado presentes en la Fórmula 1, aunque sólo en un Gran Premio (Francia 1956).

Volkswagen y la Fórmula 1 tienen muchos puntos de encuentro y la llegada de Liberty Media promete mejorar la situación de los equipos, pero ahora mismo la economía del grupo prima más que cualquier proyecto deportivo y aún tendremos que esperar hasta que el DieselGate permita a la marca contar con grandes presupuestos.