El medio checo Sport.cz, que ha realizado una entrevista a Martin Prokop, ha desvelado que el equipo Jipocar llegó tener un acuerdo con Volkswagen y con Sebastien Ogier para la temporada 2017.

Llegan noticias desde la República Checa, donde el equipo Jipocar estuvo a punto de mantener al Volkswagen Polo R WRC en el Mundial de Rallyes en la temporada 2017. En una entrevista al medio Sport.cz, Martin Prokop ha confirmado las conversaciones con la marca alemana para hacerse con unidades de este modelo para él y para Sebastien Ogier en 2017, así como un tercer coche para un piloto que no ha desvelado. Un acuerdo en el que Red Bull también formaba parte y que finalmente no llegó a buen puerto.

Nasser Al-Attiyah y Andreas Mikkelsen han estado en el centro de atención en la posibilidad de ver de nuevo a Volkswagen dentro del Mundial de Rallyes, pero no habíamos contado con un proyecto que llegó a tener el acuerdo encima de la mesa. Martin Prokop parece no tener límites y en este 2017 estuvo muy cerca de conseguir un equipo ganador gracias a la llegada del Polo R WRC y de Sebastien Ogier a la estructura Jipocar. Los checos habían acordado con Volkswagen que los coches estarían Jihlava, que contarían con 3 unidades y que Red Bull participaría en el proyecto, al igual que hace con M-Sport en el Fiesta del piloto francés. Lo que no ha especificado es quien sería el tercer piloto del equipo, ya que si Ogier no hubiera ido al equipo de Cumbria es fácil que Mads Ostberg contara con un asiento dentro del equipo de Malcolm Wilson y este tercer Polo R podría haber permitido que Mikkelsen siguiera ligado al WRC.

El acuerdo satisfacía a los intereses de Jipocar, de Ogier y de Volkswagen, que no quería ver sus coches sólo en un museo, pero las negociaciones con Qatar detuvieron el proyecto de Martin Prokop. La posibilidad de que llegaran los millones de Oriente Medio, procedentes del petróleo, hizo que la firma del contrato se retrasara hasta en dos ocasiones, hasta que finalmente todo se vino abajo. Y es que Ogier y Prokop parecía que ya se lo veían venir porque cuando todo el proyecto se canceló ambos ya habían llegado a sendos acuerdos con M-Sport, uno para correr con ellos y el otro para adquirir unidades privadas del Fiesta RS WRC ’17.

Todo lo que rodea al Volkswagen Polo R WRC y su futuro es todo un misterio. Cada vez conocemos más intentos de equipos privados que intentaron hacerse con el modelo alemán, pero todos se vinieron abajo por alguna u otra razón. Pero Jipocar y Prokop parece que han sido los únicos que tuvieron la gran oportunidad de mantenerlo en competición.