La semana de test previos al Rally de Suecia del equipos Citroën Racing han terminado con un accidente de Kris Meeke.

El equipo Citroën Racing se ha encontrado con un duro revés el último día de esta semana de test tras un accidente de Kris Meeke, primer piloto del equipo y que ha terminado con el C3 WRC volcado. La marca francesa ha estado probando a sus dos pilotos para el Rally de Suecia, segunda cita del calendario, y en la jornada de ayer han tenido que terminar el trabajo antes de tiempo debido a un accidente de su primer piloto.

Craig Breen fue el encargado de realizar los primeros test previos al Rally de Suecia con el Citroën C3. El piloto irlandés debutará en los bosques nórdicos dentro de la categoría WRC tras acudir al MonteCarlo con el DS3 WRC del año pasado, con el cuál consiguió una inesperada 5 posición en la general y batió a gran parte de los modelos con especificaciones de 2017. Meeke ha cerrado este fin de semana de pruebas con una jornada de pruebas en el día de ayer en las que ha rodado realmente fuerte, tal y como se puede ver en el siguiente vídeo:

Pero la cruz del día ha llegado a mitad de la tarde, momento en el que Kris Meeke ha tenido un accidente. El británico ha perdido el control de su Citroën C3 WRC y ha terminando volcado, aunque tanto él como su copiloto no han sufrido daños. Aunque el coche si que ha sufrido un fuerte impacto y ahora los mecánicos del equipo tienen un duro trabajo por delante para poder reparar el coche a tiempo para el Rally de Suecia, que dará comienzo en sólo 4 días.