Ángel Ramos, propietario del equipo Auto-Laca Competición, ha confirmado que la decisión del R5 de Luis Monzón aún no está tomada y que unos test serán determinantes.

La noticia que tan confirmada estaba hace unos días sobre el futuro de Luis Monzón, perece que poco a poco va perdiendo esa garantía. Cuando todo apuntaba a que el canario ya se había decidido por el Fiesta R5 Evo de RMC Motorsport, Ángel Ramos ha confirmado al medio Top Motor que el bicampeón de España aún tiene por delante una jornada de test para decidirse por el modelo que le hará luchar por el título.

El dueño de la estructura Auto-Laca Competición ha estado con los compañeros de Top Cantabria FM, en su programa semanal Top Motor, y en él ha afirmado que están trabajando en el regreso de Luis Monzón al Campeonato de España de Rallyes de Asfalto. Ramos ha confirmado la compra de un Fabia R5 por parte del equipo canario y que RMC ha estado preparando un Fiesta R5 Evo en sus instalaciones de Caboalles de Abajo con las últimas novedades, sin contar con el kit Evo 2. Estas han sido sus palabras:

“Llevamos ya unos meses trabajando y, también es verdad, que llevamos unos meses mirando que coche podría ser el más competitivo en este momento para el nacional. Hay una serie de coches que son ya competitivos y después están las sorpresas de coches nuevos que van a incorporarse. Nosotros estamos apostando por Ford y por Skoda, de hecho tenemos un Skoda comparado y estamos a la espera de que hagamos unos test en pocos días con Ford”.

“Hemos solicitado unos test,a través de Roberto Méndez, y ahora mismo está el coche terminado con una serie de mejoras que han venido y que le faltaban poner al coche. Creemos que puede ser un coche muy competitivo y a partir de los test que hagamos en unos días decidiremos con que coche vamos a correr”.

Estas declaraciones nos hacen presagiar que en poco más de una semana podríamos tener noticias sobre Luis Monzón y su esperado regreso al Nacional de Asfalto. La categoría R5 sigue sumando participantes y no sería de extrañar que en alguna cita del calendario llegáramos a la decena de coches.