El piloto alemán de Ferrari fue el encargado de abrir las jornadas de dos días de test pactada entre la marca de neumáticos y la FIA, celebrados en el circuito de Fiorano. El de Heppenheim se fue largo en uno de los giros y golpeó las barreras. Antonio Giovinazzi le sustituirá mañana. Tras la marca italiana será el turno de Mercedes y Red Bull.

Sebastian Vettel fue el elegido para abrir fuego en los test de Pirelli. El alemán fue el primero en testar las nuevas gomas de lluvia extrema de la marca de neumáticos, sin embargo, no tuvo un gran estreno. Su Ferrari se fue largo en una de las curvas del circuito de Fiorano y acabó contra las barreras, sin mayores consecuencias.

En la jornada de pruebas, pactada entre Pirelli y la FIA, participarán los tres equipo punteros de la parrilla: Ferrari, Mercedes y Red Bull. Después de Vettel le tocará el turno al joven italiano Antonio Giovinazzi. La actual reducción de test antes de cada temporada hace que su previsión de kilómetros se vea reducida, por lo que esta ocasión será una buena oportunidad para que el piloto de 23 años experimente las sensaciones de conducir un monoplaza. Los de Maranello emplearán una versión adaptada del SF15-T e incluso contará con un representante de la FIA para comprobar que en los test se prueben piezas de cara al nuevo año.

Los neumáticos de Pirelli fueron objeto de crítica durante la pasada temporada debido al bajo rendimiento en condiciones de lluvia extrema. El Gran Premio de Brasil evidenció la falta de eficacia del compuesto, generando críticas incluso dentro de la parrilla de pilotos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te pueden interesar