El equipo Sauber F1 Team se encuentra en negociaciones con la Scuderia Ferrari para contar con los servicios de Antonio Giovinazzi en 2017 como tercer piloto. 

El accidente de Pacal Wehrlein en la Race os Champions en el mes de enero, que le provocó lesiones en el cuello, ha hecho saltar las alarmas en el equipo Sauber. La recuperación de su nuevo piloto se está alargando más de los esperado y ya hay riesgos de que el joven alemán no pueda disputar los test de pretemporada en el Circuito de Barcelona-Cataluña. Una situación que está obligando al equipo ha tomar decisiones en pos de encontrar un posible sustituto y Antonio Giovinazzi tiene todas las papeletas.

El piloto italiano, vinculado a la Scuderia Ferrari como piloto reserva, es un botín muy complicado para Sauber dado los lazos que ya le vinculan a Ferrari. Giovinazzi ya ha firmado como tercer piloto de la formación italiana, ha probado el monoplaza de 2015 en Fiorano y ya acordado la participación en los test para jóvenes pilotos en Bahrein y Hungría. Aún así Monisha Kaltenborn está en contacto con Maurizio Arrivabene para conseguir llegar a un acuerdo, aunque no es el único. El joven piloto italiano está muy cotizado en estos momentos y otro equipo vinculado a Ferrari también quiere hacerse con sus servicios, tal y como confirmó el Team Principal de Haas, Gunther Steiner, al medio Motorsport.com.

En el caso de no llegar a un acuerdo con la Scuderia, Sauber tiene otras opciones. Giovinazzi es el actual campeón de las GP2 Series y la opción B del equipo de Hinwil sería Charles Leclerc, campeón de las GP3 Series. Este piloto monegasco es otro de los jóvenes pilotos vinculados al programa de Ferrari, incluso ha probado un monoplaza de la categoría reina de los italianos, e incluso ha participado con Haas en alguna sesión de libres.