Los diputados del Europarlamento dieron el visto bueno a que la Unión Europea realice una investigación de los ámbitos extra deportivos de la Fórmula 1. 

Después de años de trabajo, la diputada británica Anneliese Dodds ha conseguido que el Europarlamento realice la pertinente para que se realice una investigación completa en las estructura deportiva de la Fórmula 1 y sus beneficios a nivel económico. Esta lucha no ha sido en solitario y equipos como Sauber y Force India llevan varios años reclamando estas acciones ante el injusto reparto de beneficios entre los equipos, castigando a los más pequeños y jóvenes.

Dodds se ha mostrado satisfecha por el apoyo de sus compañeros diputados que respaldaron la idea con un aplastante número de 467 votos a favor y 156 en contra, habiendo casi 90 abstenciones. La representante británica entiende que estos problemas económicos de la Fórmula 1 no se limitan únicamente a la competición y que tienen su reflejo en las arcas públicas de los diferentes países que tienen relación con esta modalidad, poniendo como ejemplo Gran Bretaña y las múltiples sedes que allí se encuentran:

“Estoy feliz de que el Parlamento Europeo haya respaldado mi petición para una investigación completa e inmediata sobre las prácticas contrarias a la competencia en la Fórmula 1. Los equipos más pequeños son castigados injustamente por una asignación no competitiva del dinero  de los premios, que siempre termina en manos de los equipos más grandes y de mayores recursos, incluso si terminan en el último lugar en todas las carreras. Los problemas con la Fórmula 1 se extienden más allá del reparto del dinero de los premios, con seria preocupación acerca del acuerdo con la hacienda pública británica que les permite pagar sólo un dos por ciento de impuestos efectivos”.

Pero la eurodiputada no se ha querido olvidar del nuevo problema, o más bien irregularidad, que planea ahora mismo sobre la Fórmula 1. La compra de Liberty Media también ha abierto un nuevo capítulo en esta historia dados los datos que se barajan de la acción comercial. Estas han sido sus palabras al respecto:

“También hay un importante conflicto de intereses sobre la reciente venta del campeonato a Liberty Media, después de que el regulador recibiese un beneficio de 79,5 millones de dólares al autorizar la venta”.

Pero esta votación no significa que la investigación se vaya a realizar. El respaldo del Europarlamento sólo mete aún más presión sobre el tema, y que finalmente podría llevar al comité de competencia a llevar a cabo las acciones reclamadas por Anneliese Dodds y los equipos anteriormente nombrados. Una investigación que si declara culpable a la Fórmula 1 la multa podría rondar el 10% de su facturación anual, lo que nos obligaría a hablar de miles de millones.