El equipo Suzuki-Repsol contará con cuatro coches esta temporada, dos S1600 y dos Maxi Rally, y aspira a conseguir el título de marcas que ya logró en 2011 y 2012.

A punto de comenzar el Campeonato de España de Rallyes, el equipo Suzuki-Repsol se marcará como meta reeditar los títulos de marcas conseguidos en 2011 y 2012. Para ello contará con sus cuatro pilotos, incluyendo a Joan Vinyes quien se encuentra recuperado de la lesión que le apartó del Campeonato casi dos años. Vinyes, acompañado de Jordi Mercader, pilotará el nuevo Suzuki Swift R+ englobado dentro de la categoría N5. Por su parte Gorka Antxustegi y Alberto Iglesias contarán también con una unidad del Suzuki Swift R+. Ambos pilotos lucharán por situarse lo más arriba posible en cada rallye para lograr el objetivo del equipo.

Adrián Díaz y Andrea Lamas se subirán de nuevo al Suzuki Swift S1600, luchando por la victoria en la categoría de 2RM. Además, Santi Cañizares y Ricardo Ranero contarán con una segunda unidad del Suzuki Swift S1600 con la que al menos disputará 4 rallyes, dependiendo su calendario definitivo de los compromisos laborales y familiares de Cañizares.

El debut del equipo al completo se producirá en el Rallye Sierra Morena donde estarán presentes los 4 coches, aunque Joan Vinyes y Jordi Mercader participarán con el R+ en el XXII Rali do Cocido con el objetivo de probar distintas soluciones así como rodar y hacer kilómetros con el coche de cara a la temporada 2017. Estas son las palabras de Juan López Frade sobre la temporada que se presenta:

“2017 será un año intenso para nosotros por varios motivos, el primero de ellos porque supone el regreso de Joan al equipo al volante del nuevo R+ y el segundo porque sabemos que será difícil lograr el objetivo que nos hemos marcado con tantos inscritos en la categoría R5, pero vamos a dar lo mejor de nosotros mismos para lograrlo”.