Analizamos cuales son los principales patrocinadores de los 10 equipo de Fórmula 1 para la temporada, los cuales han financiado la creación de los nuevos monoplazas.

Llevamos más de una semana hablando de nuevas reglamentaciones, cambios de decoración y aletas de tiburón que van y vienen, pero ¿quién hace posible que los equipos estén presentes en la temporada 2017 de la Fórmula 1? En este artículo vamos a intentar desgranar cuales son los principales sectores que se van a involucrar en la categoría reina del automovilismo y que estructuras cuentan con los patrocinadores más fuertes.

Pero antes nos gustaría saber cual es vuestra opinión con respecto a los nuevos monoplazas, ya que durante los últimos días los colores de los equipos han sido motivo de debate en las redes sociales. ¿Eres del naranja de McLaren o del clásico rojo en Ferrari? Os hemos dejado una encuesta en nuestra página de Facebook, a la que podéis acceder entrando en www.facebook.com/PitLaneF1

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Scuderia Ferrari

Empezamos este repaso por los reyes de la categoría. Es cierto que esta temporada se cumplirá una década desde su último título en constructores, que no supieron poner freno a Red Bull y que no están siendo un digno rival para Mercedes, pero la Scuderia es todo un referente en el apartado económico de la Fórmula 1. Y la mejor prueba para ello es que su principal patrocinador ni siquiera muestra sus logos en el monoplaza.

Aunque muchos crean que la marcas de tabaco ya está fuera de la Fórmula 1 hay una que perdura gracias a su característico color. Basta con buscar imágenes del pasado de Ferrari en la categoría de la década de los 90’s para ver que el rojo que lucen los monoplazas del equipo italiano no es el original. Philip Morris International, propietario de la conocida marca Marlboro, es el principal apoyo económico del equipo de Vettel y Raikkonen aportando su característico color y negociando con todo aquel que quiere poner su logo en estos monoplazas. Además la aportación del Grupo FIAT, propietaria de Ferrari, se plasma en el nuevo SF70-H a través de la marca Alfa Romeo, también del grupo y a la que se le ha relacionado en los últimos años con la categoría.

Santander, que se mantiene fiel al equipo, y RayBan, que aumenta su presencia en este 2017, son otros de los principales apoyos económicos. Y Shell continúa como socio tecnológico. Aunque para esta temporada destaca la salida de los patrocinadores mexicanos, llegados al equipo gracias al fichaje de Esteban Gutiérrez como piloto de pruebas la pasada temporada.

Mercedes AMG Petronas

Si los italianos destacan por su labor económica, el equipo de la estrella son un referente en el apartado deportivo. Desde la llegada de los motores V6 Turbo, apoyados por la tecnología híbrida, han sido los claros dominadores con tres títulos mundiales y como los grandes favoritos para conseguir el tetracampeonato en 2017. Aunque también tiene una economía saneada.

Petronas es un año más el principal patrocinador del equipo, manteniendo su aporte a la Fórmula 1 a pesar de los rumores que le sitúan fuera de la categoría. Una salida que podría llegar en los próximos años ante el desinterés de los organizadores del Gran Premio de Malasia en favor de la carrera de MotoGP. La petrolera malaya utiliza su apoyo a Mercedes para desarrollar sus carburantes y lubricantes, en pro de hacer frente a las grandes multinacionales europeas. Además la casa de vehículos alemana tiene planteado mantener su inversión en la categoría hasta la temporada de 2019, permitiendo así la globalización de sus modelos más deportivos, denominados AMG.

UBS, Epson, BOSE o Qualcomm son otros de los socios del equipo para esta temporada, siendo el último un gran apoyo tecnológico en el análisis de datos. La empresa más popular en la creación de procesadores para terminales móviles ha realizado grandes avances en la gestión de la telemetría del equipo, permitiendo que los ingenieros en pista y en la fábrica puedan mejorar su trabajo en las sesiones de entrenamiento.

Red Bull Racing

Y que sería de un repaso de patrocinio sin hablar de la conocida marca de bebidas energética. Los austriacos llevan más de una década con un equipo propio en la categoría reina del automovilismo, aunque su labor de marketing se remonta mucho más. Red Bull, como dueña del equipo, es el principal pilar económico del equipo cuatro veces campeón del mundo. Además TAGHeuer, tras abandonar a McLaren, permiten al equipo contar con los motores de Renault a coste cero.

Pero la compañía relojera no es la única que llega del equipo de Woking y esta temporada contarán con Mobil 1, propiedad de la petrolera ExxonMobil, como socio y como suministrador de lubricantes y combustible. La empresa austriaca Rauch, Aston Martin o Hisense son otras de las empresas que harán posible que Ricciardo y Verstappen puedan luchar por el título en 2017.

McLaren-Honda

Los de Woking tendrán en este 2017 uno de los mayores cambios en su estructura tras la salida de Ron Dennis del equipo. Un cambio al frente de McLaren que ha propiciado el cambio de nombre de sus monoplazas, despareciendo las insignias MP4, y un cambios en la principal tonalidad de su nueva arma. Un proyecto que contará con Chandon como principal apoyo económico, ganando presencia con respecto a la pasada temporada.

Pero el equipo inglés no sólo tiene en la marca de champán un gran pilar y su también socio, Honda, aportará un gran capital a McLaren. La marca japonesa entra en su tercera temporada en la Fórmula 1 tras su regreso en la temporada 2015 y contará con una gran presencia en el nuevo monoplaza de Fernando Alonso. Además la llegada de BP, tras la salida de Mobil 1 a Red Bull, ha permitido que la conocida marca Castrol entre en la Fórmula 1 tras una exitosa etapa con Volkswagen en el Mundial de Rallyes. Johnnie Walker, que contará con una menor inversión como veremos más adelante, y SAP, que además gestiona los datos del equipo, son otros de los patrocinadores.

Williams Martini Racing

Los de Grove están viviendo una segunda juventud tras el cambio de reglamento de 2014. La llegada de los motores turbo también provocó el regreso de la mítica marca Martini, que ya había patrocinado equipo de Fórmula 1 en los años 70 con exitosos resultados. Un patrocinio que salvó a Williams tras perder el patrocinio de PDVSA con la salida de Pastor Maldonado a Lotus. La marca italiana cuenta con la mayor representación en el nuevo FW40 y aporta sus míticas líneas tricolor a la carrocería.

Además Williams cuenta con el apoyo de Rexona, un patrocinador llegado desde Lotus y que trajo un gran conflicto entre ambos equipos por la relación precio/espacio, de Randstad y de JCB, que se incorpora en 2017 a la Fórmula 1. Y no nos podemos olvidar del gran aporte económico de Lance Stroll al equipo, que algunos medios cifran en torno a los 70 millones de euros.

Renault Sport F1

La marca del rombo regresó a la categoría reina la pasada temporada, buscando emular los exitosos resultados de principios de los 2000. Renault recompró la estructura de Enstone y comenzó un gran aporte del grupo, Nissan-Renault, a través de la marca francesa y de la filia de lujo Infiniti. Un patrocinio que además aporta la mítica decoración amarillo-negro con la que se inició en la categoría en los años 70’s y que perdió en los mundiales de 2005 y 2006 por el patrocinio de Mild Seven.

Además tendrán a Microsoft y BP, a través de la marca Castrol, como sus principales socios aportando tecnología y lubricantes respectivamente. Todo ello sin olvidar la llegada de MAPFRE, que se espera que en 2018 ponga un piloto español en el equipo, y la presencia de Genii Capital, antiguo dueño del equipo y que continúa aportando capital al presupuesto a través de su asesoría financiera.

Toro Rosso

El equipo de Faenza continúa como la segunda formación de Red Bull, y más en este año que van a compartir motor de nuevo. Toro Rosso cuenta con la garantía de tener al gigante de las bebidas energéticas detrás, lo que le permite tener un gran patrocinador que respalde su temporada sin problemas económicos. No en vano el equipo supone la cantera de Red Bull Racing, siendo la primera toma de contacto con los pilotos antes de dar el gran salto a la estructura de Milton Keynes.

Pero la presencia de Red Bull no es suficiente para que Sainz y Kvyat tengan un equipo fuerte y capaz de luchar por la zona media de la parrilla y con aspiraciones a seguir creciendo. Por ello marcas como Estrella Galicia, que llegó a Toro Rosso como patrocinador de Carlos Sainz, o Casio también aportan capital. Además cuenta con el apoyo de Acronis, que no sólo complementa el presupuesto del equipo sino que también ayuda en la gestión de datos gracias a su software de almacenamiento en la nube.

Sahara Force India

El equipo de Vijay Mallya ha sido uno de los más elogiados en las últimas temporadas por la gestión de su presupuesto, aunque también ha pasado por ahogos económicos. Force India ha sabido aprovechar al máximo sus recursos y gracias a ello ha conseguido grandes resultados, entre los que se encuentran el podio de Fishichella en Spa 2009 y cuatro más de Sergio Pérez. Y es precisamente el mexicano el principal apoyo económico del equipo.

La llegada de Checo a Force India conllevó el desembarco del capital mexicano en el equipo. Empresas como Nec, Claro o Telmex, que también estuvieron a su lado en Sauber, son actualmente el pilar principal. Además de la participación de Kingficher, que comparte nacionalidad con los orígenes del equipo y les ha apoyado desde su llegada a la Fórmula 1 en 2008. Y Johnnie Walkner se vincula esta temporada al equipo indio con gran presencia en el mono de los pilotos y el nuevo VJM10, a la vez que reduce su patrocinio a McLaren-Honda.

Todo ello sin olvidarnos de que en 2017 contarán con un piloto de la órbita de Mercedes. La presencia de Esteban Ocon hace que la marca de las estrella se involucre aún más con Force India, al que ya le suministraba motores desde su segunda temporada. Mercedes aporta patrocinio en el casco de Ocon, lo que se traduce en beneficios a la hora de adquirir los motores o en el sueldo del piloto.

Haas F1 Team

Los americanos son los últimos en llegar al Gran Circo y también son los que menos patrocinadores tienen. El equipo de Gene Haas, quién ha conseguido reinar en la NASCAR, se sustenta gracias al apoyo de su propia empresa.

Haas Automation, multinacional de origen estadounidense centrada en la creación de maquinaria industrial, es el principal sustento del equipo de Grosjean y Magnussen; mientras que la Scuderia Ferrari es su gran aliado tecnológico. Además la empresa Richard Mille, la relojera francesa, mantiene su patrocinio al equipo americano y lo comparte con McLaren-Honda. Y para esta temporada 2017 incorpora la participación de Windshear, un empresa de Estados Unidos dedicada a la creación de túneles de viento.

Destaca que la llegada de Kevin Magnussen al equipo no se haya traducido en nuevos patrocinadores, como el caso de Jack&Jones que lo acompañó durante la pasada temporada en el equipo Renault Sport F1.

Sauber F1 Team

Y por último los más modestos, tras la salida de Manor Racing de la Fórmula 1. Sauber ha sido uno de los equipos más machados por la economía de la competición e incluso se ha puesto en duda su continuidad durante las últimas temporadas, en parte por el injusto reparto de los bonos de la FOM. Para la temporada 2017 el equipo suizo mantendrá a Silanna, la empresa especialista en semiconductores, como principal patrocinador ya que el Banco do Brasil ha dejado de financiar a la estructura al no contar con Felipe Nasr en su plantilla de pilotos.

El patrocinio de la empresa de origen australiano se complementa con el canal de televisión de pago CNBC y empresas de origen suizo, como la relojera EDOX o el grupo automovilístico Emil Fray. Unos sponsor de menos poder adquisitivo, si lo comparamos con las grandes multinacionales de Mercedes, Ferrari o Red Bull, lo que les obliga a contar con más empresas para contar con un presupuesto mínimo para completar la temporada.

Y no nos podemos olvidar de la llegada del grupo de inversión  Longbow Finance, que en 2016 adquirió parte del equipo y les salvó de la quiebra. Un movimiento financiero que ha tenido su repercusión en el presupuesto de la temporada, aunque aún no se ha hecho oficial la cifra de dicha operación

Desde los grandes presupuestos de Ferrari y Mercedes hasta los más modestos de Haas o Sauber, la Fórmula 1 vuelve a ser un deporte prohibitivo para el bolsillo de cualquier pequeño empresario. Un año más las 10 estructuras que formarán la parrilla de Australia se merecen un reconocimiento por el gran esfuerzo económico que realizan y la complejidad para encontrar patrocinadores, sin los cuales no sería posible que la temporada se pusiera en marcha. La llegada de Liberty Media promete grandes cambios en la economía de los equipos, aunque aún tendremos que esperar a que su gestión cuaje para ver estos cambios.