La última jornada de test en la primera semana en Montmeló tendrá como protagonista a los nuemáticos de agua gracias al trabajo de 8 camiones cisterna.

Todo está preparado en el Circuit de Barcelona-Cataluña para cerrar la primera semana de test de pretemporada con un jornada muy especial. Las instalaciones de Montmeló van a contar con el trabajo de 8 camiones cisterna, que se encargarán de regar la pista para que los pilotos puedan rodar con los nuevos neumáticos de lluvia de Pirelli, tanto los de lluvia extrema como con los intermedios.

Tras tres días de pruebas sobre asfalto seco, mañana Pirelli tendrá la gran oportunidad de ver los nuevos neumáticos de agua en funcionamiento. Una prueba que ya intentaron con Ferrari, y con Sebastien Vettel, en Italia el pasado mes con un inesperado resultado. El accidente del alemán no permitió a Pirelli obtener todos los datos que necesitaban, por lo que mañana tendrán su gran recopilación de datos, y por primera vez con monoplazas de 2017 y no con adaptaciones de otros años. Unas condiciones de pista que serán posible gracias a la labor de 8 camiones cisterna, seis destinados a la pista y dos al pit lane. Obviamente las condiciones en el trazado y en la calle de boxes tienen que ser las mismas.

La actividad de estos operarios comenzará a las seis de la mañana, momento en el que tres camiones saldrán al trazado catalán. La empresa encargada de esta labor ha optado por poner sus camiones en forma de flecha, con un camión central más adelantado marcando el ritmo y uno a cada lado. Estos tres camiones repartirán más de 11.600 litros de agua, expulsándola en forma de arco para empapar cada centímetro del asfalto. Al mismo tiempo un cuarto camión hará lo propio por la calle de boxes. De esta manera la pista contará con condiciones de lluvia extrema a las 9 de la mañana, momento en el que el semáforo pasará a verde y los pilotos tendrán que salir a pista con los neumáticos de la franja.

El objetivo de Pirelli es conocer como evacuan el agua estos nuevos neumáticos y conocer como será la transición entre los de lluvia extrema y los intermedios, así como el paso de neumáticos de agua a slicks. Por ello repetirán "esta lluvia artificial" a lo largo del día para tomar dos mediciones y dejarán la parte final para que los equipos puedan optimizar sus pruebas sobre asfalto seco.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¿Quieres que te llegue al correo una selección de nuestros mejores artículos y alguna que otra sorpresa? Únete a la lista de correo que más te interese.

Holler Box