El equipo Citroën Racing ha confirmado que contará con tres WRC con especificación 2017 en la cuarta prueba del año, en Córcega.

Tras disputar las dos primeras citas del año con dos Citroën C3 WRC y un DS3 WRC y tener inscritos a los dos vehículos con especificaciones de 2017 en el Rally de México, la marca de los chevrones contará con tres C3 en la primera prueba de asfalto del año. En el Tour de Corse regresará Craig Breen que se perderá la cita latinoamericana.

En las dos primeras pruebas, el Citroën Total Abu Dhabi WRT corrió con dos de sus nuevos C3 WRC, además de uno de sus viejos DS3 WRC. El líder del equipo, Kris Meeke, estuvo al volante de un C3 en ambos rallyes, mientras que sus compañeros Stéphane Lefebvre y Craig Breen se alternaron entre el C3 y el tercer coche.

Para la tercera cita en México, Meeke y Lefebvre completarán una escuadra de dos coches con el C3, pero el equipo irá con fuerza en la siguiente prueba en Córcega, cuando Breen también disfrute de uno de los vehículos de última generación. Aunque con el regreso del WRC a latinoamerica, con el Rally de Argentina, Lefebvre se quedará en casa y sólo Meeke y Breen representarán a la marca francesa con los nuevos C3.

Es curioso ver como uno de los dos equipos de fábrica del Mundial de Rallyes, sólo Citroën y Hyundai cuentan con esta concisión, no ha sido capaz de contar con tres chasis de su nuevo vehículo. Aunque quizás es más sorprendente la rapidez con la que M-Sport está fabricando sus nuevos Fiesta RS WRC ’17, contando con 3 vehículos oficiales desde MonteCarlo e introduciendo su primera unidad privada en Suecia. Y siguen sumando ya que Lorenzo Bertelli acudirá a la cita mexicana con el quinto chasis de este nuevo WRC de Ford.