La relacion entre Mclaren y Honda vive uno de sus peores desencuentros. La firma británica apunta al desarrollo del motor como fuente del escaso rendimiento.

Tres temporadas son las que unen a la escudería McLaren con el motorista Honda. Tres años difíciles en que los malos resultados y la falta de fiabilidad han llevado a este enlace a su situación más tensa, viviendo su episodio más reciente esta pretemporada en Barcelona.

Es evidente que las relaciones entre ambas entidades no pasan por su mejor momento. Las altas expectativas de inicios de pretemporada contrastan con los continuos problemas de fiabilidad del motor, y los recientes test no hacen más que avivar los miedos de ruptura entre ambos. Los de Woking lo tienen claro, Honda es el problema de la falta de progresos. Por ello, y tras un nuevo fallo eléctrico en la unidad de potencia, su director deportivo Eric Boullier no ha dudado en salir a dar la cara ante la prensa y culpar a la firma japonesa de los malos resultados:

“Preguntarle a Honda por el retraso. Nos gustaría estar más en pista, dar más vueltas y probar más piezas, pero estamos tranquilos porque lo que estamos probando ofrece buenos datos. Necesitamos fiabilidad y creo que Honda va a solucionar los problemas”

Hay que afirmar que los tres motores que han fallado poseen las mismas especificaciones, por lo que el rediseño del motor que honda pretende presentar antes del Gran premio de Australia debería ofrecer esperanzas; pero lo cierto es que en McLaren no creen que el MCL32 muestre su versión final antes del inicio de la temporada. Otro jarro de agua fría para la escudería británica, que ve como el buen trabajo realizado en el chasis se ve eclipsado por las continuas averías.

Aunque, pese a todos los rumores y contratiempos, Boullier desmiente categóricamente cualquier síntoma de ruptura entre ambas firmas. En las mismas declaraciones donde metió presión a Honda, el director deportivo reforzó la necesidad de unión y la idea de crecer juntos hasta convertirse en la referencia:

“Tenemos un contrato en vigor. Ni siquiera pensamos en eso. Tenemos un contrato sólido, un contrato a largo plazo, y queremos crecer a pesar de que aún no sea el momento ideal.”

Además, el mandatario añadió que no descarta que McLaren desvíe parte de sus esfuerzos en ayudar a Honda a desarrollar y mejorar su unidad de potencia, aunque recalcó que no sería la situación ideal. Las bases del contrato están fijadas: la sociedad implica la cooperación mutua, pero la preferencia para Boullier es el desarrollo del chasis.

En la misma entrevista también reafirmó que Fernando Alonso está al tanto de todo lo que ocurre en el desarrollo del coche, y aprovechó para calmar a los fans del asturiano afirmando que está tranquilo y que comprende la situación.