En la entrevista que le han realizado en la televisión de Aragón, Cristian García ha explicado como le llegó la noticia de Mitsubishi y en que condiciones inicia el Nacinal de Asalto.

La llegada del apoyo económico de Daniel Alonso al proyecto de Cristian García y RMC Motorsport fue un gran salvavidas para el piloto zaragozano y las aspiraciones de Roberto Méndez en el Nacional de Asfalto. Aunque puede que no sea suficiente y, en una entrevista para la Aragón Deportes, el vigente campeón ya ha asegurado que no cuentan con el presupuesto necesario para completar toda la temporada, las 10 carreras.

García acudió al espacio deportivo de la cadena LaTele TV a principios de mes, días después de que se confirmara su participación en el certamen que lideró el pasado año. Allí habló sobre la salida de Mitsubishi España del campeonato, una decisión que ya había hecho temblar el proyecto tras la última prueba de 2016 pero que parecía asegurado tras hablar con la dupla de Torrelavega. Así lo ha explicado:

“Fue un poco raro todo. Acabamos el rallye de Madrid, y Mitsubishi no iba a seguir el campeonato y tuvimos una comida con el director de Mitusbihi España, en la que vio que igual había una posibilidad de seguir. Nosotros estábamos mirando para salir con un vehículo R5, que es lo que va a ser puntero este año en el Nacional, y ellos nos dijeron que iban a buscar el presupuesto. Después de dos o tres semanas nos llamaron, que habían encontrado el presupuesto, y entonces decidimos seguir con Mitsubishi-Repsol, era un apoyo fuerte y nos habían buscado un programa en tierra”.

Aunque todo estaba dispuesto para que Cristian García volviera a luchar por el título con un Mitsubishi Evo X, recortado por reglamento y dentro de la categoría R4, Repsol lo tiró todo por tierra. García en ningún momento estuvo en contacto con la petrolera española, sino que fue la filial de la marca del tres tridentes quien negoció con ellos, por lo que se enteró de la salida a través de la marca de automóviles:

“A un mes y medio de empezar me llama Mitsubishi, que Respol quitaba el patrocinio y se va todo. No tenemos una respuesta de Repsol de porqué han quitado el apoyo, y nos quedamos pensando en que había pasado entre ellos y Mitsubishi. Que seguimos sin saber”.

Con esta situación, Cristian García y Rebeca Liso no se rindieron y comenzaron a buscar los apoyos necesario para conformar un programa para el campeonato. Un capital que rondaría los 200.000 euros para competir en el CERA con el Evo X y que sería algo menor si se decantaban por la tierra, lo que hizo que el maño le propusiera este certamen a Roberto Méndez cuando el capataz de RMC Motorport se ofreció a financiar la temporada:

“Empezamos a mandar dosieres a empresas, pero no salía nada claro. Al final Roberto Méndez, el jefe de RMC, nos dijo que él iba a aportar todo el apoyo económico pero le dije que me apetecía hacer el Campeonato de España de Tierra. El de asfalto ya lo habíamos ganado, este año no teníamos la seguridad de estar arriba y decidimos el de tierra que es algo más económico. El hombre lo pagaba y tampoco hay que abusar, encima de que ofrece a ello y no tendría porqué”.

Por fortuna para él, Daniel Alonso llamó a la puerta de Roberto Méndez con el patrocinio de MMR Bikes y de la red Ford en Asturias, de modo que el asturiano se ofrecía completar el presupuesto de RMC. Una patrocinio que se convertía en algo único, ya que el dueño de Past-Racing siempre ha tenido como norma apoyar a los pilotos de su comunidad, como Manuel Mora o Cohete Suárez, pero en este caso cruzaría la frontera hasta Aragón. Aún así este capital, sumado al de RACC y alguna empresa de Tarazona, no será suficiente y por el momento sólo tienen garantizada su presencia en las primeras cuatro o cinco pruebas. Así lo ha explicado Cristian:

“Hace unos días llamó Roberto, que ha seguido buscando, y me dijo que Daniel Alonso (MMR Bikes) nos iba a echar una mano. Y al final también el RACC, Roberto y una empresa de Tarazona. Entre todos hemos sacado algo, pero no tenemos todo el presupuesto para acabar el año y tenemos para cuatro o cinco carreras. Si va saliendo bien la cosa, podremos seguir”.

García y Rebeca Liso no se han quedado parados y continúan buscando nuevas empresas que se interesen por su proyecto. La idea sería poder estar durante todo el año en el Nacional de Asfalto y participar en algún rallye de tierra, a modo de preparación para el RallyRACC de Cataluña. La prueba mundialista es el gran objetivo de la dupla zaragozana, pero por el momento el dinero manda y su participación está aún muy lejos.

Esta es una situación que deja los rallyes en muy mala posición. No debemos olvidar que Cristian García es el vigente campeón, que arrasó en la temporada pasada y que es una gran apuesta de futuro en nuestro país. Pero esto no parece ser suficiente para que las empresas apuesten por él y la respuesta es muy simple: la poca repercusión de las pruebas. Cualquier lunes podemos abrir el periódico y ver como han quedado los equipos de fútbol de primera, segunda y segunda B, o incluso en categoría regionales si hablamos de diarios provinciales. Pero lo que veremos muy pocas veces es quien ha ganado un rallye, un slalom o cualquier competición de estas características, que sólo tienen calado en la prensa si ocurre un accidente. Y al igual que pasa con estas modalidades, pasa con prácticamente todos los deportes del motor. ¡Es una lástima!