El Rally de México ha sufrido la cancelación de los tramos 2 y 3, que iban a ser las primeras pasadas por El Chocolate y Las Minas, ya que los coches no han llegado a tiempo.

¿Es lógico el itinerario del Rally de México? o ¿se la ha jugado demasiado la organización? son dos preguntas que rondan durante las últimas horas el entorno de la prueba mexicana. Un accidente de Ciudad de México ha retrasado la salida de los camiones, que transportaban los coches del WRC del tramo urbano de anoche, y ha obligado a cancelar los dos primeros tramos de la tarde.

Ayer los pilotos del Campeonato del Mundo de Rallyes formaban parte de todo un espectáculo que los organizadores del rallye habían preparado en el Zócalo, la conocida plaza de Ciudad de México. Un corto recorrido que poco ha aportado al devenir de la prueba y que obligaba a los pilotos a viajar en avión entre dicha ciudad y León, mientras que sus coches lo hacían en camión. Pero el trayecto de las máquinas se ha retrasado debido a un accidente entre las dos localidades y los organizadores han tenido que tomar una difícil decisión.

El Chocolate y Las Minas son dos de los tramos más conocidos del Rally de México, pero su primera pasada ha sido cancelada ya que los coches no han llegado a tiempo. Tal ha sido el retraso que a la hora a la que tenía que abrir pista Jari-Matti Latavala su Toyota Yaris, junto a los Hyndai, Ford y Citroën, se encontraban a unos 300 kilómetros de la salida del tramo. De este modo el itinerario de la prueba se disminuye en más de 70 kilómetros, los 54 de El Chocolate y los 19 de Las Minas. La actividad regresará con el segundo bucle, que comenzará pasadas las once de la noche (hora de España) y contará con la segunda pasada por estos dos tramos, el Stage de Guanajuato y dos super especiales en el Autódromo de León.