mclaren bandera roja

Después de las pruebas de pretemporada, la opinión general sobre McLaren es unánime: la temporada será un fracaso. Parece increíble que una escudería como McLaren, un icono de la Fórmula 1, vaya a pasar otra temporada, ya no fuera de los puntos, sino fuera de los podios y las victorias. Parece increíble que uno de los mejores pilotos de los últimos años, sino el mejor (como opina el que escribe esto), vaya a pasar otra temporada luchando por puntuar y no por ganar. De hecho, parece tan increíble, que no me lo creo, seguro que la escudería inglesa tiene un plan maestro.

Puede ser que la táctica de McLaren sea frenar el desarrollo de las demás escuderías, y para ello han impedido que puedan probar todo lo que tenían previsto mediante averías simuladas para provocar banderas rojas. Si, ellos tampoco pueden rodar con bandera roja, pero igual tienen un coche tan bueno que no les hace falta rodar, y dan la sorpresa en Australia. Puede ser.

Puede ser que hayan estado reservando físicamente a los pilotos, sobretodo a un Alonso que ya tiene una edad. Igual el McLaren de años anteriores iba espectacular pero los pilotos conducían como jubilados para no cansarse, de cara a este año que ya sabemos que va a ser más exigente físicamente para los pilotos, y este año sea tal su poderío físico que no les haga falta ni el coche para ganar a los demás. Puede ser.

También puede ser que vayan a boicotear el resto de coches en cada carrera, o que sepan que la gasolina se va a acabar en el mundo y este año no se va a correr, o directamente que sepan que el mundo se va a acabar antes de la carrera en Australia. Sinceramente, creo que estas explicaciones rocambolescas nos la dicen hace tres años y alguno se la cree, antes que si nos dicen que McLaren iba a ser un equipo del pelotón de la parrilla.

Un futuro entre la espada y la pared

Pero todo apunta que va a ser así, que McLaren este año solo estará por delante de Sauber. Y aunque el 90% de la culpa es de Honda, los que van a fracasar son los McLaren. Los ingleses deberían tomar medidas ya, de forma urgente, y no se descarta que una de ellas sea acabar la relación con Honda, que a la vista está que no funciona. El problema es que Honda pone la pasta ahora mismo en McLaren, y poderoso caballero es don dinero.

Tiempos complicados para McLaren, pero quizás más complicados todavía para Fernando Alonso, al que el tiempo se le acaba. Mi apuesta es que esta será la última temporada de Fernando Alonso en la Fórmula 1. Es una apuesta, que solo se basa en sensaciones. Ojalá que no se cumpla, pero veo a Fernando ya muy cansado tanto de la Fórmula 1 como de esta humillación continua con Honda.