El piloto valenciano hará su retorno al Campeonato de España de Rallyes de Asfalto en el Rallye de Ourense con un modelo N5 de RMC Motorsport.

El inicio del Nacional de Tierra no sólo se ha convertido en la primera victoria absoluta de un Maxi Rally construido 100% en España, concretamente en las instalaciones de RMC Motorsport, sino que ha servido para confirmar el retorno de Miguel Ángel Fuster a la competición en asfalto. El valenciano acudió al evento y en una conversación con le periodista Nacho Villarín, de Marca, le confesó que estará presente en la cita de Ourense con un modelo N5 de Roberto Méndez.

Fuster no cuenta con un programa en el Nacional de Asfalto desde la temporada 2015, en la que consiguió el título con el Porsche 997 GT3 y, esporádicamente con un Fiesta R5 de RMC. En la pasada temporada su actividad se redujo a sólo dos citas, acudiendo a Llanes y La Nucía, su rallye de casa y en el que participó activamente en la organización, con el modelo R5 de la marca del óvalo. Ahora prepara su gran retorno al certamen con un modelo Maxi Rally de preparador leonés, presumiblemente con uno de los Fiesta que se están preparando en sus instalaciones de Caboalles. Y es que durante meses hemos visto, a través de las redes sociales del piloto, como su preparación física no ha parado y en febrero acudía a la oficina de Roberto Méndez dejando esta imagen:

De esta forma entrará en liza por la categoría N5 con los Swift R+ preparados por ARVidal Racing y pilotados por Joan Vinyes y Gorka Antxustegi, siendo el vasco el piloto con más experiencia con este coche. Pero Miguel Ángel Fuster no llega de nuevas con un Maxi Rally y ya en los primeros test de 2016 con el Fiesta R5 tuvo la oportunidad de subirse al 208 que RMC Motosport había traído desde Argentina y a partir del cual está creando sus propios modelos.