Los equipos, unanimes en el acuerdo. Nuevas normas regirán las salidas en agua y las reanudaciones tras periodos de Saefety Car. A destacar, la prohibición de entran en boxes.

 

A escasos días para que comience la temporada, los equipos han llegado a un acuerdo para resolver uno de los temas de seguridad que menos contentaba a los aficionados: las salidas en lluvia. Todas las escuderías, junto al Consejo Mundial del Motor, han buscado unánimemente una serie de cambios en el reglamento que contenten por igual los apartados de seguridad y entretenimiento.

Entre los principales cambios enfocados en favorecer el espectáculo, destaca la no contabilización de la primera vuelta si esta se produce tras el coche de seguridad, considerándose una vuelta de lanzamiento. Con ello se busca anular la ventaja para los pilotos de cabeza, que en las situaciones de Safety car en pista acumulan vueltas sin poder ser adelantados, aumentando su ventaja estratégica giro tras giro. A esto le se suma la obligación por parte de todos los equipos de montar neumáticos de lluvia extrema si dirección de carrera considera que las condiciones de pista son desfavorables, prohibiéndose además que estos cambien a intermedios o gomas de seco mientras la carrera no se reanude. Ante estas nuevas normas, los pilotos que las infrinjan antes de la retirada del Safety Car serán penalizados y obligados a comenzar la prueba desde el pit lane. Del cumplimiento de estas, se librarán los monoplazas que, por situaciones excepcionales, comiencen la carrera desde el box, pudiendo elegir entre rodar con el resto del grupo hasta que las condiciones mejoren o esperar en el pit hasta que se relance la carrera.

Fuera de las salidas, estas normas se mantienen. En la nueva temporada estará prohibido que los pilotos entren en la calle de boxes mientras el coche de seguridad este en pista, y tampoco podrán hacerlo en la misma vuelta en la que este se retire, bajo amenaza de recibir un Stop & Go (10 segundos). Esta imposición tiene como objetivo eliminar las estrategias basadas en los pit-stop que se raealizan inmediatamente tras la primera señal de Safety Car, y que se uso depende de la localización en la pista del piloto en el momento del incidente.

Este acuerdo al que todos los equipos han llegado, busca restar importancia las elecciones de neumáticos en casos de salida en lluvia y forzar a todos los pilotos a seguir estrategias similares, buscando que los adelantamientos se realicen en pista y no en la calle de box.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te pueden interesar