Además, Roberto Blach Jr. logró la victoria dentro de la categoría Junior y alcanzó la segunda posición dentro del Trofeo R2 con el Peugeot 208.

Arrancó el Campeonato de España de Rallyes de Asfalto con el 35º Rallye Sierra Morena, todo un clásico que llegó con una lista de inscritos de auténtico lujo y con un formato aún más exigente que de costumbre. La cita cordobesa fue la encargada de abrir un certamen que apunta maneras para convertirse en uno de los más emocionantes y con mayor implicación por parte de equipos y deportistas de los últimos años.

Partiendo de esta lectura, la estructura RaceSeven vuelve a jugar esta temporada, y más aún si cabe, un papel fundamental, ya que acudió a la prueba andaluza con un total de nueve equipos bajo sus carpas, pugnando no sólo por los primeros puestos en categorías como la R2 o R3T, sino también con un peso capital en la décima edición de la Copa Suzuki Swift.

A nivel deportivo el balance fue de lo más positivo para el equipo dirigido por Víctor Pérez, empezando por la la Copa Suzuki Swift. Y es que se da la circunstancia de que esta temporada varios pilotos de contrastada experiencia que han competido en equipos oficiales en los últimos años se están midiendo dentro de esta copa a los más jóvenes y osados, por lo que el espectáculo y la igualdad ya han aflorado desde el primer metro en las carreteras cordobesas.

Dentro de la iniciativa monomarca de la firma nipona, RaceSeven obtuvo un sensacional doblete. Además del gran triunfo de Esteban Vallín junto a Borja Odriozola en su regreso a un certamen monomarca, el llanisco Fredy Tamés, con Ramón Suárez a las notas, también volaba por las carreteras de Córdoba alcanzado una sensacional segunda posición después de todo lo aprendido la pasada temporada.

También dentro de las filas de la estructura cántabra y en un rallye de lo más igualado, el gallego Marcos Canedo concluyó sexto de la Copa junto a su copiloto Miguel Ángel Vilas, adaptándose paulatinamente muy bien al coche, mientras que Alberto Caracuel y Pablo García finalizaban novenos en su debut y Diego Rumbo con Martín Cuiña décimos. Quién no tuvo la suerte de su lado fue el madrileño Alberto Monarri ya que tuvo que abandonar con problemas en la caja de cambios cuando batallaba por el triunfo.

Además de toda esta pugna con los pequeños Swift, Roberto Blach Jr. logró la victoria dentro de la categoría Junior junto a Ariday Bonilla y alcanzó la segunda posición dentro del Trofeo R2 con el Peugeot 208, demostrando todo lo aprendido en sus dos temporadas de formación dentro del CERA y su buena sintonía con esta unidad, no pudiendo concluir la prueba por problemas mecánicos Eduardo Noriego con idéntico modelo.

Tampoco podemos olvidarnos del buen papel del campeón balear Alberto Seguí, ya que tras superar los contratiempos de la primera jornada rodó de menos a más en la segunda parte del rallye, concluyendo tercero entre los vehículos R3 con el Citröen DS3 con el que logró rodar entre los quince mejores de la general junto a su nuevo copiloto “Jandrín” López.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¿Quieres que te llegue al correo una selección de nuestros mejores artículos y alguna que otra sorpresa? Únete a la lista de correo que más te interese.

Holler Box