La FIA ha dado por válida la caja de cambios del Fiesta RS WRC ’17 de Sebastien Ogier y mantiene su tercera posición en México.

Tras las verificaciones del Rally de México los comisarios de la FIA pusieron su punto de mira en el Ford Fiesta RS WRC ’17 de Sebastien Ogier, debido a posibles irregularidades con el peso de la caja de cambios. Sospechas que pusieron en juego la tercera posición del tetracampeón del mundo, dado que la federación decidió llevar la pieza de M-Sport hasta Ginebra para examinarla a fondo.

Tras varias semanas la Federación Internacional de Automovilismo ha terminado de inspeccionar la caja de cambios del dorsal #1 de M-Sport y todo queda en un susto. En la segunda verificación, pasada en Europa, los técnicos han concluido que el peso de esta pieza entra dentro de la legalidad, por lo que se mantiene al francés en los resultados finales, ocupando la tercera posición.

Esta decisión también supone que se mantenga la clasificación de pilotos y marcas, con Sebastien Ogier y M-Sport al frente de ambos campeonatos. El francés cuenta con  puntos y aventaja a Latvala, su ex-compañero en Volskwagen y ahora militante en Toyota, de 8 puntos. Mientras que en la clasificación de constructores, los resultados de Ogier y Tanak mantienen a la estructura de Cumbria al frente con 103 puntos, 36 más de Toyota y 38 más que Hyundai Motorsport.